Historia de Esparta

.
Esparta.Fueron admirados y temidos en su propio tiempo.

Antiguos guerreros que inventaron los campos de entrenamiento de reclutas, el asalto frontal, la educación subvencionada por el estado y un estilo de vida y una estética que aún hoy llevan su nombre: son los espartanos y esta es su historia…

480 a.C,  un estrecho paso de montaña en las Termópilas,  a unos 140 kilómetros al noroeste de Atenas, Grecia.

Fue el momento y el lugar que inmortalizaron para siempre la esencia de Esparta. Un único acontecimiento al que las generaciones futuras se referirían una y otra vez como uno de los momentos más decisivos de la historia.

En las Termópilas se hizo realidad un mito que ni el propio Shakespeare hubiera podido urdir, una historia clásica tan perfecta.

Una falange de 7.000 soldados griegos avanzaba hacia el ejército invasor persa formado por varios cientos de miles de hombres,

Los griegos estaban en clara inferioridad numérica, pero confiaron conociendo en que los 300 hombres apostados en las líneas del frente eran capaces de llevarlos a la victoria, sólo porque estos hombres eran espartanos

Un soldado espartiata aislado es tan bueno como cualquier otro soldado, pero si reunimos a un grupo de soldados espartanos, tendremos un ejército mejor que cualquier otro en el mundo.

La sola vista del símbolo del ejército espartano, la letra Lambda, estampado en un aparente escudos, a menudo bastaba para asegurar la victoria.

No podía compararse a ninguna otra en el mundo.Fue la cultura militar por excelencia de toda la historia de las sociedades civilizadas.

En enorme desventaja numérica, los griegos consiguieron detener el ataque persa mediante un combate que se prolongó dos días enteros.

Al final el rey de Esparta, Leónidas reconoció que la derrota era inevitable.Ordenó entonces a los miles de soldados griegos que quedaban, que pusieron a salvo sus vidas, pero hasta el último de los 300 espartanos mantuvo su posición y luchó, sólo porque eran espartanos.

La resistencia en las termópilas, alimentó la moral griega y encolerizó a los persas, que recibieron un claro mensaje: nos os mezcléis con nosotros.

mapa de espartaLa resistencia de los espartanos en las Termópilas se convirtió en el clásico ejemplo de caso en el que se pierde la batalla pero se gana la guerra.

Las Termópilas han permanecido en la historia como algo grande, es casi como una palabra clave para referirnos al concepto de entregar la propia vida, incluso desafiando a la muerte.

Aquellos soldados lucharon con ahínco en una batalla perdida, sólo para defender su dignidad y su país.Se convirtieron en la fuerza militar más impresionante que el mundo haya conocido.

Para producir este tipo de hombres , hombres que luchaban tan metódicamente, enfrentándose a una muerte inminente, se requería una sociedad muy especial .

Los espartanos son el reflejo de un aspecto crucial de la naturaleza humana: la búsqueda de la pureza, del orden, de la armonía.Una búsqueda que nos da el valor suficiente para no temer a la muerte, que nos impulsa a luchar a cualquier precio por un ideal,  como la libertad.

Si bien hoy se piensa en Atenas como en la cuna de la civilización occidental y el cenit de la cultura griega, era Esparta a quien muchos de los griegos de la edad de oro dedicaban su admiración, estando  verdaderamente considerados como el súmum de la civilización griega, pero representaban una utopía en el sentido de que, estaban entregados al ideal de virtud, de servicio a la comunidad.

Lo que más valoraban las ciudades estado griegas era la libertad respecto al intervencionismo exterior, el sentido de pertenecer a un sitio y el éxito en la batalla.

Esparta era única en estos tres valores.

Durante el dominio de Esparta, la Antigua Grecia era un conjunto de más de mil comunidades con gobierno propio, denominadas ciudades-estado.

Una ciudad estado es una ciudad es que a todos los efectos prácticos funciona como un estado o un país con su gobierno propio, ejército propio, su armada propia y sus propias leyes

Estos estados se distribuían por todas partes.

Muchos de ellos fueron muy significativos para la cultura griega.

Origen de Esparta

Los  orígenes de Esparta se remontan al siglo XII a.C,  época de grandes cambios en el mundo antiguo,  cuando el poder egipcio languidecía y daba paso al florecimiento del segundo imperio babilónico.

Según la leyenda griega, Esparta nació fruto de la violencia y la conquista.Cuando en el 1150 A.C los invasores del norte,  que se creían descendientes de Hércules,  iniciaron su avance hacia el sur para reivindicar lo que ellos consideraban tierras de sus ancestros.

Cuando el rey Lacedemon tomó la península central,  le puso Laconia en su propio nombre.

A su capital principal la nombró Esparta, como su reina.

Durante casi 400 años hasta el 750 a.C aproximadamente, Esparta fue el núcleo religioso, cultural y de gobierno de Laconia,  florecieron entonces la música y las artes.

Son célebres los maravillosos coros de mujeres espartanas, además Esparta contaba con una magnífica cerámica con la que comerciaban y eran famosos por sus trabajos.

El abandono de este tipo de artes visuales que contemplamos por todas partes, representa claramente una decisión tomada a conciencia. Fue una decisión que coincidió con el momento crucial de la historia  de Esparta: el período conocido como las guerras de Mesenia.

expansion de atenas

Todo comenzó con una explosión demográfica que obligó a Esparta a buscar nuevas tierras, nuevos recursos alimenticios.

Solucionaron el problema anexionándose un país entero, un país que era más grande que Esparta tanto en territorio como en población.

Este capricho del destino determinaría el curso de la historia de Esparta para los siguientes 300 años

La tierra que eligieron para conquistar fue Mesenia, una comunidad de dórica, aislada en la parte occidental que contaba con ricas tierras de cultivo y una floreciente economía agrícola. allí es donde crecen hoy en día los famosos olivos de kalamata.

Además Mesenia se encontraba rodeada por abundantes reservas de hierro, el material más preciado por los griegos para el equipamiento militar.

Esparta necesitaba Mesenia pero los mesenos no se rindieron fácilmente, de hecho, se produjo una guerra larga y cruel.Los espartanos no consiguieron sofocar ni fácil ni rápidamente la resistencia de los mesenos.

La dificultad inicial era simplemente topográfica: había que atravesar el monte Taigeto, un pico de unos 2.500 metros,  pero por supuesto no iban a remontarlo sino a rodearlo,  lo cual supone dar más vuelta y una marcha muy larga y estaban muy lejos de la base.

El pueblo de mesenia se encontraba en proceso de creación de su propia cultura como ciudad-estado, resistieron e intentaron conservar su independencia, pero los espartanos acabaron derrotándolos.

Los espartanos necesitaron casi 100 años para someter completamente a los mesenos, pero al final, en el siglo VII a.C Esparta acabó teniendo bajo su control un territorio de 8.000 kilómetros cuadrados y convirtiéndose en la ciudad estado más grande del imperio griego.

Organización Social de Esparta

Obligaron a los mesenos a trabajar la tierra como esclavos campesinos, llamados ilotas.

Los ilotas eran una especie de campesinos arrendatarios.Cada ilota contaba contaba con una granja cuya producción anual debía dedicar una parte a un amo espartano y cada amo espartano estaba al cargo de una granja.

Pero el ilota no era posesión del amo como esclavo en toda regla, ya que no podía ser vendido ni comprado.

Ninguna otra ciudad estado intentó esclavizar a todo un pueblo griego.

Mesenia contaba con 250 mil habitantes aproximadamente mientras la sociedad espartana estaba formada por unos 10.000 soldados espartanos, así que estaban en clara desventaja numérica.

Esparta debería considerarse como un país bajo sitio, comparable en cierto modo a Israel, salvando las numerosas diferencias por supuesto, pero espartanos e israelíes tienen en común que no podían permitirse el lujo de ignorar sus necesidades de seguridad.

Esa situación requería que los espartanos remodelarán su sistema de arriba a abajo.

Redactaron nuevas normas que controlaban cada aspecto de las vidas de sus ciudadanos

Era una población griega dedicado por entero al arte de la guerra.

LicurgoSegún el historiador griego, Plutarco, el arquitecto de esta nueva ciudad estado fue un legislador espartano llamado Licurgo.

Se sabe que Licurgo viajó por todo el mediterráneo recogiendo lo mejor de los sistemas militares de Creta, Jonia ya y egipto.Además recibió inspiración divina del oráculo de Delfos, donde según se cuenta Apolo, le transmitió directamente su consejo.A partir de estas nuevas directrices de disciplina, Esparta poco a poco fue transformándose en una gran sociedad militar.

Los ejércitos o las fuerzas de defensa de aquella época no eran más que milicias, granjeros que sacaban sus lanzas del desván y partían hacia la batalla.

Licurgo, el fundador pionero de Esparta, por llamarlo así, diría vamos a dar un giro en este sentido y a partir de ahí se conformó toda la sociedad espartana, para bien o para mal.

Sus leyes fueron acatadas por qué las dictaba el oráculo de delfos,  que exigía su cumplimiento como si de normas divinas se tratara

Puede que Licurgo existiera o que fuera un instrumento de leyenda,  pero en cualquier caso,  los espartanos creyeron que había sido la divina voluntad de Apolo la que les había permitido crear un plan magistral para Esparta.

Su sociedad se basaba en una pirámide de poder.

En el pico se situaban en los casi 10.000 hombres que formaban la élite espartana,  se llamaban en griego homoioi , es decir,  los iguales.

En teoría cada uno de ellos tenía las mismas riquezas y la misma influencia en el gobierno.El objetivo consistía en construir una sociedad de iguales, un ejército de guerra donde no hubiera espacio para la disensión, un sistema político basado en la unidad.Todo estaba dirigido hacia la homogeneidad y la similitud, si queremos

Esta era una de las claves del sistema espartano , buscaban la estabilidad, el orden, la obediencia.

Bajo los homoioi se encontraban las casi 50 o 60 mil personas libres que vivían en Laconia,  principalmente a las afueras de la capital Esparta.

Se llamaban periecoslos de los alrededores.

Eran  ciudadanos libres pero no podían tomar parte en las decisiones políticas, además se les olvidaba seguir a los espartanos donde quiera que éstos fueran.

Los periecos constituyen esencialmente una clase media sin derecho a voto, que permitía a los homoioi estar siempre preparados para la guerra.

El comercio, manufacturas de artesanía que era necesario para la subsistencia de la sociedad espartana, al fin y al cabo alguien tenía que construir las armas, se encargaban los periecos.

Esparta, cultura griega

Todo funcionaba porque descargaban de responsabilidades a sus coetáneos espartanos, así que éstos contaban con todo su tiempo para el entrenamiento atlético o  cualquier otra forma de guerra.

El resto de objetivos innecesarios para la nueva máquina espartana fueron abandonados.

Uno de los precios que los espartanos pagaron por esta solución al problema, fue el empobrecimiento cultural que se infringieron a sí mismos, porque la creatividad artística requiere cierto grado de libertad  que les habría desestabilizado.

En la base de la pirámide ,y con clara ventaja numérica sobre cualquier otra casta , estaban los hilotas.Las mujeres y las hijas de la élite espartanas se encargaban de sus casas.

Este sistema dejaba la polis ,la ciudad-estado griega como única responsabilidad de los iguales y estaban dispuestos a llegar a las que luego se revelaron como medidas extremas para formar un estado que nunca antes se había visto y que  no se ha vuelto a ver desde entonces.

Sistema de Gobierno y Sociedad en Esparta

En las siguientes décadas, Esparta y de un nuevo sistema de gobierno , controlaría todos y cada una de los ciudadanos, desde la cuna hasta la tumba.

En el siglo VII a.C Esparta era un caso único entre los cientos de ciudades estado que rodeaban el Egeo.

En todas las polis griegas el estado ejercía un control sobre las vidas de sus ciudadanos mucho mayor del que actualmente estaríamos dispuestos a tolerar,  pero los espartanos lo superaban con creces.En ninguna otra ciudad estado el intrusismo del gobierno alcanzaba el nivel que en Esparta, era un control desde la cuna hasta la tumba.

De hecho, es en la cuna donde se tomaba la primera medida sobre los futuros espartanos.

Nada más nacer, el gobierno examinaba cada bebé de de la élite para determinar si debían permitirle vivir.

Los bebés que no llegaban al nivel superior eran “expuestos”, eufemismo espartano para referirse al acto por el que los niños imperfectos se les dejaba morir abandonados en la cima de una montaña.

El objetivo era producir soldados y eso era lo que pretendían de cada recién nacido, necesitaban los mejores hombres,  criaban a los mejores, a los más fuertes.

También las niñas debían pasar por el proceso de aprobación de la junta de supervisores,  que decidían si debían vivir o ser abandonadas en el pico de una montaña.

Las niñas que sobrevivián eran educadas para ser madres y los niños para convertirse en iguales espartanos.

Guerreros que controlarán el gobierno.

En esparta, el gobierno era por y para el pueblo, en el caso de los iguales

El resto,  los periecos y los ilotas no eran ciudadanos.

Los espartanos obtuvieron un éxito sin parangón al diseñar un sistema único, digamos propio de ellos, que se mantuvo durante muchos muchos años.

De hecho fueron tantos que,  Maquiavelo y otros, lo tomaron como modelo.

Diarquía

En la cima de gobierno espartano se erigía una monarquía hereditaria  con una peculiar variante.El punto de partida clave, que parece ser el aspecto más antiguo de su constitución, es que no tenían un rey sino dos,

Es verdaderamente extraño, la mayoría de las ciudades griegas recuerdan aquellos tiempos en los que tenían rey y muchas de ellas conservan la figura de una especie de jefe religioso al que, en ocasiones, se le denomina el rey, sin embargo, los espartanos tenían dos reyes con verdadera autoridad de la sociedad, tanta como para liderar los ejércitos, una autoridad profundamente religiosa.

La razón que justifica esta característica es el control dual entre los reyes, así se evitaba la concentración de poder en un solo hombre.

Gerusía

Asamblea de ancianosEsta monarquía dual, junto con 28 espartanos mayores de 60 años, formaban un consejo de ancianos, la  Gerusía.

La Gerusía aplicaba las políticas y funcionaba como tribunal penal supremo.

Era, en cierto modo, una sociedad gerontocrática. Los gobernantes eran ancianos y había puestos disponibles sólo para ellos.

Por debajo de Gerusía, estaba la Asamblea de Ciudadanos, constituida y completo por iguales espartanos, cuyas edades superaban siempre los 30 años.

Esta era la rama menos poderosa del gobierno espartano. Las asambleas  no realizaban funciones deliberatorias .  sino que asumian las órdenes de otras personas que habían decidido el camino que debía tomar la sociedad.

Por encima de todo este sistema se instauró una junta de cinco hombres llamados Éforos que regían el ejército, supervisaban el sistema educativo y contaban con un significativo poder de veto sobre todos los demás,  con el tiempo incluso sobre los reyes.

Sin embargo también su poder estaba sujeto a control, por un lado, con la limitación de sus mandatos a un año y ,por otro, haciéndoles responsable de todos sus actos ante la Asamblea.

Aquellos que sirvieran como Éforos al finalizar sus funciones,  eran inmediatamente sometidos a juicio al terminar su año de mandato.

El objetivo de esta constitución era evitar a toda costa que cualquier hombre o institución social acumulara demasiado poder y resultó muy eficaz, de hecho, durante casi 400 años, Esparta disfrutó del gobierno más estable de la historia de la Antigua Grecia.

La prioridad dentro del gobierno espartano era controlar a los iliotas.

Así que cada año el primer punto de la agenda del gobierno espartano era declarar la guerra a los ilotas.

Se cuenta la escalofriante historia que cuenta que los espartanos ordenaron que todo ilota que considerará haber prestado un gran servicio a Esparta en la guerra debía presentarse ante el gobierno para ser liberado. Se presentaron entonces unos 2000 hombres a quienes los espartanos vistieron con coronas que simbolizaban su libertad, pero tras conducirlos al templo,  nunca más se supo de ellos.

Además de permanecer en guerra constante y formal contra los ilotas, otro de los objetivos prioritarios del gobierno era legislar sobre todos los aspectos de la vida en Laconia.

Para garantizar la igualdad, el gobierno instauró un sistema por el que en principio, ningún espartano podía ser más rico que otro. Determinaban el tamaño de las granjas que debía mantener a la familia de cada guerrero, para que fueran siempre iguales. Para acabar definitivamente con cualquier tipo de tentación de gastar dinero en tiendas, todos los equipamientos de las casas, por decreto, eran exactamente los mismos. todo funcional, sencillo e idéntico.

Estaba considerado como inaceptable que la gente rica se distinguiera en el modo de vestir. reinaba la austeridad  y la igualdad.

Incluso el discurso de la élite lacónica tenía que ser austero.Los espartanos estaban entrenados para ser hombres de pocas palabras y aunque era ideal para tomar decisiones automáticas en el campo de batalla, sin embargo no lo era tanto para relajarse y reflexionar sobre la perspectiva de conjunto y ese era uno de los principales problemas que tenían los espartanos.

Para mantener este sistema en pie, la posición de esparta respecto a política exterior era igualmente lacónica: no mezclarse con extraños.

No querían que nadie supiera demasiado sobre Esparta  ni que los propios espartanos supieran acerca del resto del mundo: querían conservar sus tradiciones.

El dominio del gobierno sobre la sociedad, estaba perfectamente aceptado en la sociedad de la Antigua Grecia.

Sistema Educativo

El primer medio adoptado para adotrinar a los espartanos a esta nueva sociedad, era un sistema educativo que preparaban los niños desde los siete años para que se convirtieran en máquinas de matar,

El éxito de Esparta consistía en un control muy estricto sobre la sociedad.Durante un período de más de 100 años,  en el siglo VII a.C,  Esparta se dedicó a investigar y  perfeccionar el primer sistema de ingeniería social del mundo.

El control del estado empezaba  al nacer, los niños que no daban la talla eran asesinados.A los superiores se les adoctrinaba, se les entrenaba y se les formaba para convertirlos en una fuerza militar que debería controlar a los ilotas, el pueblo esclavizado de Mesenia.

Al tener una población poco numerosa esclavizando una más numerosa, resultó imprescindible según el modo de hacer espartano, que cada espartano fuera cualitativamente superior a diez o doce mesenos.

El único modo a partir del cual podían alcanzar, a su entender, ese grado de preparación militar, era unir a todos los jóvenes en un grupo, darles un entrenamiento común y hacerlo desde muy temprana edad.

A los 7 años, los niños espartanos salían de sus hogares y quedaban a cargo del estado, que se hacía responsable también de su entrenamiento.

Vivían en una especie de academia militar , llamada Agogé. Cuando cumplían los siete años los niños espartanos entraban a formar parte de un mundo de adultos.Un mundo en el que se desarrollaría el resto de su vida  siempre  que sobrevivieran.

Era una prueba de supervivencia de 15 años.Allí los espartanos recibían preparación para la guerra y es aquí donde está inspirado un dicho que se le atribuye a Paatón según el cual este general les dijo a sus hombres: “No quiero que maten por mi, quiero que mueran por mí

Así funcionaban los espartanos, siempre preparados para morir.

En los primeros cinco años de un niño en la Agogé,  es decir desde los 7 hasta los 12,  un formador del gobierno se encargaba de su instrucción en cultura general y educación física.La disciplina y los castigos, en cambio, los impartían los chicos mayores.

Desde el primer momento debían obedecer absolutamente todas las órdenes que recibieran de un superior. Desde el primer día en la Agogé,  la principal lección era preparar a los niños para la dura vida que les esperaban.

El sistema de entrenamiento espartano estaba claramente enfocado a poner a prueba a los más débiles,  seleccionando a los más fuertes.Durante toda su vida, un soldado espartano debía preocuparse por la vigilancia que sobre él ejercía sus compañeros.

agogeEstaban constantemente pendientes de detectar síntomas de debilidad, de comprobar si estaban realmente preparados.

Las niñas espartanas también recibían entrenamiento,  pero en casa.Desde pequeñas se les enseñaba a ser fuertes,  a estar en forma física a todos los niveles y así, a ser autosuficientes.

El sentido de su vida no era otro que el de producir niños espartanos para la comunidad. Comían bien, participaban en competiciones atléticas.

A los 12 años, los niños espartanos entraban en el segundo nivel de entrenamiento en la Agoge y las condiciones eran aún más insufribles.

A cada niño se le otorgaba un solo manto como vestimenta.Era lo único que se les permitía llevar durante todo un año.Además se les obligaba a ir descalzos.Todo por hacerles fuertes, tanto física como mentalmente.

Cansados y muertos de frío, además los niños estaban hambrientos.

De cocinar se encargaban los ilotas y preparaban comidas nada apetitosas. El plato más famoso de los espartanos era el llamado “sopa de sangre” que consistía básicamente cerdo flotando sobre una gran cantidad de sangre.

La sopa no sólo estaba mala, sino que encima era insuficiente. El alimento bastaba para sobrevivir pero no para ser feliz. Enseguida aprendían que si querían comer hasta saciarse,  tenían que aprender a robar el alimento.

Por un lado agudizaba su ingenio y por otro  enseñaba tácticas de supervivencia, porque todo formaba parte de un sistema que pretendía producir el tipo de espartano capaz de conseguir lo que fuera en campo abierto y sobrevivir en caso necesario.

Plutarco, incluso, llegó a registrar el punto hasta el que un niño llegaba para no ser sorprendido.Según sus consideraciones, un niño muy hambriento se atrevería a robar una cría de zorro para comer.Si su superior sospechara que el niño había robado un zorro,  el niño se esconderían el feroz animal bajo el manto y se dejaría morder por él hasta morir, antes de descubrirse.

Endurecer y reforzar a los adolescentes espartanos se consideraba necesario, debido a los tipos de batallas que un día tendrían que librar.

La vida en la Agogé era un continuo proceso de selección.A los niños se les exigía que pasaran una prueba tras otra.De fuerza, de flexibilidad, de resistencia y de astucia. Los fallos se castigaban muy duramente.

En el festival anual que se celebraba en el templo de Artemisa Ortia (el centro religiosos más importante de la ciudad), los espartanos se reunían para ver una prueba que podríamos llamar, “agarrar el queso” :los jóvenes de esparta se dividían en dos grupos; el grupo que intentaba robar el queso que se dejaba sobre el altar  y por otro lado , lo que con lárigo intentaban impedírselo.

Para aconsejarles en su camino durante el entrenamiento, a cada chico espartanos se le ordenaba tomar un mentor, un hombre mayor, cuya relación con el niño, se prolongaría de por vida. El mentor asumía la responsabilidad de supervisar al niño que estuviera a su cargo, de asegurarse de que el entrenamiento era el adecuado  y de comprobar que, tanto sus modales como el carácter del niño, recibía la atención necesaria.

En la actualidad, los expertos se encuentran debatiendo acerca de si la intimidad de esa amistad incluía o no relaciones sexuales.

A medida que un espartano se hacía mayor, se le introducían en dos nuevas y distintas, pero eminentemente prácticas, experiencias: el matrimonio y el asesinato a sangre fría.

A los 20 años la mayoría de los jóvenes espartanos obtenían la licenciatura en un sistema e ingresaban en otro.Uno que formaría parte de sus vidas hasta que murieran, pero antes de licenciarse, los espartanos debían pasar una última prueba de fuego, los estudiantes que más prometían serían seleccionados para unirse a la Krypteia, una fuerza de seguridad secreta, dedicada a aniquilar a  los ilotas, por la razón que fuera.

Los miembros de la Krypteia vivían fuera de esparta, sobrevivían por sus propios medios y se servían del cobijo que les proporcionaba la noche para cortar gargantas.

Tras pasar por la Krypteia, los jóvenes espartanos pasaban a un  pequeño regimiento de 15 miembros.Cada uno estas unidades recibía el nombre de Syssitia y sería el lugar de los espartanos para la mayor parte de sus vidas.

Aunque la primera obligación de un espartano era para con su régimen, cada hombre también debía casarse y producir hijos.Para el mundo exterior esto podría considerarse uno de los aspectos más placenteros de la vida de Esparta, ya que las mujeres espartanas estaban consideradas como unas de las más bellas del mundo(Helena de Troya era de origen espartana).

Pero para los hombres y las mujeres espartanos que apenas tenían contacto entre ellos de niños, el cortejo y el matrimonio, constituyen tan sólo otro obligación más para con el estado,  que requería algunos de los rituales más extraños de la sociedad espartana.

Los matrimonios se convenían. no se celebraba ceremonia de boda.En su lugar, las nupcias tomaban forma de secuestro ritual.A  la novia se le cortaba el pelo y se la vestía con un manto varonil y luego el novio, para consumar el matrimonio, debía entrar a hurtadillas en la casa al caer la noche.

De hecho, el único momento en que los hombres recién casados podían acudir a su casa era por la noche y con el solo propósito de dejar embarazadas a sus mujeres.

Según la ciudad-estado, el fin del matrimonio era tener hijos, preferiblemente varones.

La reproducción resultaba tan importante, que los espartanos recorrían distancias inimaginables para asegurarse de que sus mujeres tenían el mayor número posible de niños saludables.

Todos estos controles sobre el matrimonio y la familia, estaban destinados a evitar que los hombres se distrajeran de su auténtico propósito, la instrucción ni el entrenamiento, la hostigación a los ilotas y la conservación de la propia superioridad espartana.

Ejercito Espartano

La gran ironía, sin embargo, fue que aunque contaban con el ejército mejor entrenado del mundo. los espartanos no lo empleaban para enfrentarse a otros ejércitos.

Fue un sistema que funcionó extraordinariamente bien  a Esparta durante dos siglos, luego,  por razones que no están del todo claras , Esparta empezó a mirar más allá de sus propias fronteras, con el fin de conquistar nuevos pueblos. Quizáa,  la máquina de guerra sufría el peligro de quedarse obsoleta por el desuso, quizás simplemente anhelaban participar en una guerra de verdad.

Al mismo tiempo, en el horizonte, empezaba a perfilarse la verdadera amenaza contra la supremacía espartana,  una nación de más de un millón de soldados cuyo único pensamiento era conquistar Grecia: los persas.

Durante las generaciones venideras, todo el mundo griego sentiría la amenaza persa.La manera en que Esparta y Atenas reaccionaron a dicha amenaza, dividiría y uniría el mundo griego.

A finales del siglo VII a.C, Grecia era una enorme confederación de más de mil ciudades-estado completamente independientes,  cada una con su propio carácter y reputación.

Atenas,  la más grande de todas,  tenía una vida cultural muy desarrollada, una arquitectura magnífica y una armada impresionante, pero Esparta era considerada por encima de Atenas por todas las ciudades-estado del egeo.

Pero no contaba con nada, al contrario,  había el sacrificado la cultura en el altar de la guerra.Esparta era un campamento armado.

Desde finales del siglo siglo VII a.C,  Esparta tenía sometida a Mesenia,  un país cuya población superaba a la de Esparta en una proporción de 10 a 1.

Dicho sometimiento se llevaba a cabo a través de un tipo de esclavitud llamado Ilotismo, acompañado por una campaña de terror ejercida por soldados específicamente entrenados.

Esparta fue el primer país que desarrolló, lo que se daría en llamar, disciplina militar occidental.Los conceptos modernos acerca de la instrucción, las marchas, rangos, filas y técnica del asalto por falanges fueron inventados por los espartanos.

Hoplita_soldado_espartanoAsimismo los espartanos rediseñaron de arriba abajo las armas  de guerra. El instrumento clave era el Hoplon,  de 91 centímetros y medio de diámetro,  un escudo que portaba cada uno de los soldados, de ahí el término de Hoplita para describir al soldado Espartano y a todos los que después adoptaron sus métodos

Los soldados además iban armados con lanzas de 2 metros de largo, una segunda espada, un pesado casco con dos pequeñas aberturas para poder ver y una armadura de bronce.

El ensamblaje completo  podía llegar a pesar casi 32 kilos. En este punto puede parecer ridículo que, en pleno verano, hombres que no medían más de 1,70 y pesaban  entre los 55 y los 59 kilos pudieran cargar con la mitad de su peso. ¿Cómo lo conseguían?

Las batallas se decidían mediante tácticas rápidas, definitivas y mortales, basadas en el trabajo en equipo y en la agilidad,  pero durante casi más de 100 años este arte de guerra fue más una teoría que una realidad.Sin embargo a partir del sigloVI antes de Cristo, los espartanos dejan de conformarse con haber conquistado y sometido a los mesenos.

Volvieron entonces la vista al norte, a la ciudad-estado de Tegea para expandir su territorio en esa dirección.

Sin embargo, Esparta era de una de las ciudades-estado con sentido religioso más profundo de grecia y no podía actuar sin el consentimiento previo de los dioses.

Una delegación fue enviada Delfos con el fin de obtener la bendición de Apolo,  el que creían hablaba a través de una sacerdotisa.

Política Exterior

Alrededor del 1560 a.C,  los espartanos invadieron Tegea.Aquella victoria significó algo más que tan sólo ganar una guerra. A partir de entonces Tegea   en lugar de en enemiga, se convirtió en aliado.

A finales del siglo VI antes de Cristo, la intimidante máquina espartana había convencido a numerosas ciudades-estado del Peloponeso para que se unieran a ella. Esta poderosa alianza se conoció como la Liga del Peloponeso y Esparta fue su lider.

El objetivo consistía en crear una fuerza que hiciera frente a Atenas, no tanto para tomar la potente ciudad-estado,  como para evitar tener que luchar contra ella.

Pero la inminente amenaza proveniente desde el este, obligaría a Esparta a salir de su mundo de aislamiento.

Persia, gobernada por Dario I, comandaba el imperio más grande que el mundo antiguo hubiera conocido hasta el momento.

Entre sus conquistas  contó con muchas ciudades-estado griegas, incluidas las de Jonia, sin embargo después de varias décadas de opresión política y fiscal persa, los jonio iniciaron la rebelión.

En el año 499 a.C enviaron una delegación para que se reuniera con el rey de esparta Cleómenes quien se negó a atender a los Jonios,  decisión que desencadenó una serie de acontecimientos que cambiaron el curso de la historia.

A pesar de la ayuda de Atenas, el poderoso imperio persa primero derrotó a los jonios y los persas no perdonarían nunca el apoyo de Atenas a los rebeldes.

Entretanto, Cleómenes empezaba una campaña de anexión de las ciudades-estado vecinas, con el objetivo de reforzar y expandir la liga del Peloponeso.

Cleómenes fue posteriormente juzgado, pero en un intento de evitar su propio exilio , tenía que eliminar las fuerzas que se oponían a él dentro del gobierno,  eso significaba acabar con la competencia,  es decir con el otro rey de esparta,  Demarato.Para conseguirlo, Cleómenes sobornó el oráculo de Delfos para que declare  ilegítimo al rey Demarato.Éste fue inmediatamente depuesto y condenado al exilio,  pero la trama de Cleómenes no tardaría en descubrirse, con lo que él también acabó exiliado.

Cuando  Cleómenes regresó con el tiempo, sufre un horrible muerte que él mismo se infligió.

En la versión más extrema de los acontecimientos, se  cuenta que se suicidó descuartizando asimismo, desde los pies hasta llegar a los órganos vitales.

Cleómenes “el loco”, fue sustituido por el rey Leónidas, un hombre que llevarían los espartanos hasta donde nunca habían llegado tras enfrentar a todo el mundo antiguo en una guerra de proporciones épicas.

A principios del siglo V antes de Cristo, una línea dividía las ciudades-estado griegas en dos grupos muy distanciados: las que apoyan A Esparta y las de la órbita de Atenas.

Mientras Esparta trataba de mantener su política de evitar a toda costa la guerra, Atenas empezará a prepararse para la posibilidad de un enfrentamiento con los persas.

Corrían rumores que los persas estaban  estaban ávidos por castigar a los atenienses, por haber apoyado el levantamiento frustrado de jonios en 1499.

En agosto del año 490 antes de cristo, Dario Primero formó una pequeña flota de barcos cargados con tropas para atacar a los atenienses, la expedición persa se aproximaba a Marathón, en la costa nororiental de Attica.

El tamaño y el equipamiento de la flota persa superaba con creces lo que creían tener los atenienses. Cuando se dieron cuenta de que  estabán a punto de desembarcar en maratón, se envió un mensaje a Esparta.

Según cuenta la historia, el mensajero recorrió 225 kilómetros en dos días, sólo para que los espartanos acabaran contestando que, enviar tropas,  suponía interrumpir las fiestas.

Rey LeonidasEsparta prometió enviar refuerzos cuando las fiestas hubieran acabado,  10 días después.

Los atenienses  tuvieron que disponer de todos los hombres disponibles,  unos 9000 efectivos de infantería, armados por completo, ante las tropas persas,  al  menos  dos o tres veces más numerosas que ellos, en la llanura de maratón.Durante varios días, atenienses y espartanos se vigilaron desde la distancia.Cuando empezaron a avistar  los refuerzos espartanos, el general  Milcíades ordenó un ataque sorpresa sobre el enemigo y el ejército persa quedó hecho jirones.

Tras la heroica victoria conseguida por los atenienses, llegó por fin unas tropas de refuerzo de dos mil hoplitas espartanos, pero no había quedado nadie contra quien luchar. Los atenienses les mostraron satisfechos los cadáveres de los persas de quienes habían abatido con toda facilidad.

Mientras tanto los persas empezaron a tramar su venganza.

En el año 486 antes de cristo,  Dario I eligió a su hijo Jerjes para que lo sucediera. Jerjes planeó minuciosamente una nueva y mucho más elaborada invasión de Grecia. Un plan que tardaría años en poner en práctica.

Llevaba unos cuatro años movilizando una enorme fuerza con unos 250 mil hombres de la flota y del ejército de tierra para incurrir en grecia. bien preparados.

Ante esto los espartanos, los atenienses y otro pequeño contingente de ciudades-estado se reunieron para programar un contraataque. Debatieron ampliamente la estrategia antes de acabar nombrando al almirante espartano, Euriviades, para comandar tanto las fuerzas de tierra como las navales.

Batalla de las Termópilas

En la primavera del año 480 antes de cristo todo estaba ya preparado, los persas por su parte habían reunido 46 contingentes regionales bajo el comando de 30 generales para la invasión de Grecia.A la cabeza de todos, Jerjes conocido, tanto por amigos como por enemigos, como el gran rey.

La enorme fuerza estaba compuesta por unos 200 o 300 mil soldados,  consumía millones de litros de agua al día, de millones de kilos de trigo, de comida, de carne..

En el mar, unos 750 barcos de guerra, llamados tresrremes,  fueron flanqueados por varios cientos de barcos de abastecimiento. La vasta armada persa se movía al tiempo que lo hacían las tropas de tierra. Se trataba de una maquinaria de guerra de potencia sin precedentes ,que requería de una planificación y una ejecución magistral.

Los griegos acostumbrados a librar batallas en las que participa con un máximo de unos pocos miles de hombres, iban a tener que enfrentarse a un interminable riada de tropas enemiga.

Después de mucho debatir acerca de lo que se debía hacer, decidieron apostarse en las Termópilas, en el pintoresco enclave conocido como las puertas candentes.Las termópilas era la puerta de entrada al sur.

Batalla de las termopilasEn el 480 antes de cristo, el paso de las termópilas tenía unos 15 metros de anchura, con lo que constituía un punto capaz de neutralizar la enorme ventaja numérica de Jerjes.

Las espartanos estaban al mando del Rey Leónidas, un experto gracias a las muchas campañas que se habían llevado a cabo durante sus 11 años de reinado.Pero para ganar esta guerra se vería obligado a hacer el mayor sacrificio de todos: morir.

En un inmenso alarde de valor,  Leónidas seleccionó los hombres para la que, seguro, sería una misión suicida,

Se llevó consigo una guardia real de 300 hombres. La guardia real fue específicamente seleccionada.

El motivo por el que mandaron un numero reducido es también en un misterio.

300 espartanos, junto con sus 7000 aliados griegos, se han atrincherado y están listos para enfrentarse a un ejército persa de al menos 200.000 efectivos.

Para los espartanos, el estrecho paso de las Termópilas,  se presenta como una misión suicida, pero deben parar a los Persas para que Grecia pueda preparar el contraataque.

Los espartanos dirigidos por Leónidas estaban preparados para luchar hasta la muerte. Cuando Jerjes envía un mensajero conminando a los espartanos a que depusieran las armas, Leónidas respondió con dos palabras: ven tú a cogerlas.

La misión del rey Leónidas era crucial: retener los persas el tiempo suficiente como para que los generales griegos consiguieran formar sus tropas en el itsmo de Corinto

Necesitaban tiempo para montar un contraataque a gran escala. Si al pesado ejercito persa se le permitía pasar libremente hacia el sur, la zona central de Grecia caería seguida.

Leonidas supo que le esperaba la muerte,  y al despedirse dijo a su mujer, Gorgo, le explicó que se casara con un buen hombre y tuviera hijos sanos.

Entretanto el pueblo de Delfos, consultó el oráculo que les advertía que debían invocar los vientos, porque ellos serían los mejores aliados de Grecia.

Se desató una terrible tormenta, la magnífica armada persa se dispersó por la costa magnesia, que carecía de puerto y allí perecieron más de 200 barcos. Jerjes montó en cólera ante la inesperada pérdida.

El gran rey Jerjes ordenó a un soldado de avanzadilla que reconociera el terreno.

Enseguida se requirió el consejo de Demarato, el rey exiliado que había huido a Persia hacía más de una década. El rey Jerjes quería saber lo resistentes que podían ser aquellos hombres.El mensaje de Demarato era claro: no subestimar a los soldados espartanos, llevaban la guerra en la sangre, era su modo de vida.

Así pues, en nombre del honor y de la gloria, los soldados espartanos resistieron desafiantes y serenos incluso preparados para abalanzarse sobre la inmensa fuerza persa, de cuya presencia les había puesto sobreaviso la avanzadilla de reconocimiento.

El 18 de agosto del año 480 a.C, cuatro días después de haber llegadoa  las puertas candentes de las termópilas, los dos bandos estaban listos para el combate.

El aplastante número de efectivos persas les permitió contar con toda la seguridad que un ejército podría desear, pero las tropas bronce y carmesí espartanas estaban dispuestas a luchar.

Formación de 18 filas,  en las que las primeras dos o tres utilizaban las lanzas y la función de las filas de atrás consistía tan sólo en empujar las de delante.

La cohesión y el empuje de las filas de atrás resultaban absolutamente tan cruciales  como la destreza y la valentía de los hombres del frente.

Los persas se dieron cuenta de que su aparente ventaja numérica no era tal en la práctica. La batalla se convirtió en una auténtica carnicería.

La falange griega era prácticamente impenetrable y nada más caer la tarde, el campo de batalla ya parecía el infierno.

Todo el paso estaba cubierta de cadáveres y las espartanos no mostraban síntomas de desfallecimiento. sauces persona funcionaba casi como un cuerpo de baile en el centro de su actividad de acciones esa habilidad para ejecutar con rapidez las decisiones en el campo de batalla y para moverse como una unidad 100 de éstas eran algunas de las cosas que hacían de los espartanos unos soldados tan formidables

Jerjes estaba decidido a destruir la falange espartana y a detener el baño de sangre.Ordenó a sus guardaespaldas personales, conocidos como los Inmortales. que participarán en la lucha. Sólo ellos contaban con armas capaces de hacer frente al armamento pesado de los griegos pero no fue suficiente. Un enfrentamiento salvaje dejó las tropas de élite del rey completamente destrozadas. Tuvieron que detener la lucha y retirarse.

Al caer la noche Jerjes abandonó el combate, su bestia colosal cayó de rodillas, las pérdidas persas se contaban por miles. A través de la llanura ensangrentada, los griegos atendían a sus víctimas mucho menos numerosas.

Leónidas caminaba entre los muertos, perfectamente consciente de que en cuestión de horas sus hombres correrían la misma suerte.

El 19 de agosto de 480 antes de cristo el rey Jerjes de Persia tambaleándose, todavía por el escalofriante número de bajas del primer día en las termópilas, lanzó su segundo asalto sobre los griegos.Esta vez formó una especie de brigada con hombres conocidos por su valor y arrojo, a los que prometió recompensas por atravesar el estrecho paso y amenazó con ejecutar si rompían filas y huían.

Pero una vez más, la impresionante fuerza Persa no fue suficiente para derrotar a los griegos ni al cuerpo de élite espartanp. La batalla proseguía través de un sangriento segundo día y acabó convirtiéndose en otra masacre a gran escala. Los muertos y heridos persaa se amontonaban en altas filas frente a las líneas persas.Un intenso olor a muerte impregnaba toda la escena.

Batalla en las Termopilas

Al rey no le quedó otra opción que recurrir a otro desafortunado ataque.

Entonces se produjo un punto de inflexión cuando un griego, llamado Efialtes, no sin antes recibir una cuantiosa recompensa a cambio, decidió traicionar a sus compatriotas y guió a  los persas a través de un paso secreto en el monte Calídromo.

El camino, les permitió rodear el contingente griego,  una táctica con la que Jerjes creía que iba a acabar venciendo por fin a sus enemigos.

Los inmortales persas ascendieron a hurtadillas por la noche y al amanecer, el sonido de sus pisadas sobre las hojas secas, anunció su llegada.Al otro lado, las puertas candentes se habían convertido en una trampa mortal para los espartanos, con abruptos acantilados y el océano un lado, las montañas a otro y los soldados persas concentrados frente a ellos y ahora también detrás.

Leonidas analizó la situación,  ordenó la retirada al conjunto de griegos y los espartanos se quedarían con él,

Llegó el tercer día, uno de los más memorables de la historia griega.

Cansados y heridos los pequeños soldados espartanos hicieron uso por última vez de su pesado armamento mientras se preparaban para morir.

El rey Leónidas, tras pronunciar sus últimas palabras, desayunó copiosamente:”Desayunen copiosamente, porque esta noche cenaremos en el infierno”…

En ningún caso se planteó rendirse  sino que luchó hasta que no quedó ni un solo hombre.

Los espartanos y los pocos aliados que quedaban, estaban siendo atacados por todos lados.

No por ello dejaron de luchar con valor, lanzándose con fiera desesperación hacía el sangriento campo de batalla.

Entonces el rey leónidas fue herido de muerte y los espartanos pelearon salvajemente para hacerse con el cadáver y consiguieron sacarlo de allí.

Al final, la noche del 20 de agosto del 480 a.C,  los espartanos realizaron su último y desesperado intento de resistencia.

Al final enterraron a los griegos en un mar de flechas.

A primera hora de la tarde todo había acabado.Los 300 espartanos yacían muertos junto con varios cientos de aliados, pero las pérdidas persas serán escalofriantes: se calcula que de unos 20.000 hombres .

Jerjes inspeccionó el campo de batalla, entonces encontró el cuerpo del rey leónidas que estaba escondido, lo decapitó y clavó la cabeza en un poste para que todo el mundo la viera.Fue un gesto barbárico destinado a demostrar que los espartanos eran, después de todo, simples mortales.

esparta atenasPero las desmoralizados tropas persas no quedaron del todo convencidas.Sabían que la guerra no había hecho más que empezar y que había más espartanos esperándoles.

Muchos años después fue erigido un monumento en las Termópilas, en honor a los 300 espartanos que heroicamente contuvieron a los 200.000 persas durante tres cruentos días.

Ahora con la brecha en la primera línea de defensa griega, los persas tenían libertad para avanzar hacia el sur a través de Ática, aplicando la táctica de arrasar a incendiar sin respetar a nada ni a nadie, cosechas y granjas enteras invadidas por las llamas, estatuas de dioses demolidas, templos destruidos, incluso la Acrópolis fue víctima del fuego.

Cuando empezó a correr el rumor  de que todo el país estba ardiendo, muchos atenienses estuvieron al borde de la sublevación.

Pero las tornas iban a dar un determinante giro.

En las últimas décadas del siglo V antes de cristo todas las fuerzas de Grecia se unieron rápidamente en contra del enemigo común, el aparentemente invencible ejército persa, formado por más de 300.000 efectivos.Tras la batalla de las Termópilas, en el año 480 antes de cristo, el ejército y la armada persa tenían camino libre para avanzar hacia el sur, hacia Atenas.

La moral parecía por los suelos y la derrota inminente.Entonces decidieron confiar en un astuto y respetado comandante ateniense llamado Temístocles,  decidió evacuar  el interior del país y traslado del pueblo al estrecho de Salamina.

Bajo la oscuridad de la noche, la armada griega se dirigió hacia la bahía de Salamina, a unos 97 kilómetros al sur por la costa.

Debido a su estrecho canal Temístocles estaba convencido de que Salamina era el sitio ideal para contrarrestar la superioridad numérica y la gran movilidad de la flota persa.

La armada griega estaba en posición, Temístocles diseñó una inteligente táctica para llevar al rey Jerjes a un paso

En una carta entregada por un esclavo, Temístocles explicaba los planes para el abandono griego de Salamina,  que se llevaría a cabo al cobijo de la noche del día siguiente,

Convencidos de que la armada griega estaba sumida en el caos más absoluto, Jerjes decidió que era el momento justo para atacar.

Lanzó la flota en las espesas aguas que rodean Salamina.

Mientras la flota griega avanzaba como un pulpo gigantesco desde su guarida de rocas, el rey Jerjes se encontraba a salvo en su trono dorado .Para cuando se quiso dar cuenta de que su poderosa vanguardia estaba atrapada tenían la soga echada el cuello la ventaja numérica de los persas 400 trirremes frente a los 300  griegos, quedó neutralizada por los reducidos estrechos.

Sin poder maniobrar, los griegos enviaron a los oblitas para saltar de barco en barco, dejando tras ellos una estela de sangre.

Fue un desastre sin precedentes para los persas y una victoria rotunda para los griegos.

Los cadáveres y los restos de los barcos no dejaban ver el agua.Los persas perdieron unos 200 barcos mientras que los griegos sólo unos 40.

Jerjes estaban encolerizado y humillado,  como resultado de la batalla de Salamina.Jerjes y todo su ejército  tuvieron que salir de Grecia.

Batalla de Platea

El general Mardonio fue designado personalmente para dirigir la guerra en Grecia.Con una fuerza formada por 30.000 hombres, Mardonio se trasladó hacia el norte, hacia Tesalia donde contaban con suministros suficientes para que sus hombres sobrevivieran al invierno.

Entre tanto volvió a surgir al recelo entre Atenas y Esparta

Los atenienses que tuvieron el mayor número de bajas en las batallas navales,  esperaban reciprocidad por parte de los famosos soldados hoplitas espartanos y querían que lanzarán un asalto en tierra contra los persas.

Mardonio supo de las profundas desavenencias que separaban a su enemigo e intentó aprovecharse de ellas y ofreció un acuerdo. Los atenienses, creyendo que así obligarían a Esparta movilizar su máquina militar al completo, consideraron el trato

Los atenienses insinuaron lo impensable; una alianza con Persia.En este punto, los impasibles y escurridizos embajadores espartanos, decidieron que el juego de ajedrez político debía terminar.Los griegos se unirían para librar la batalla definitiva contra Persia, cerca de la ciudad de Platea.

En el verano de 479 antes de cristo, las fuerzas persas habían visto su número reducido en más de 50 mil efectivos

Hacia el sur esparta movilizó a 5000 de sus mejores soldados y Atenas contribuyó con una tropa de unos 8000.

batalla plateaEntonces los espartanos armaron a 35 mil ilotas mesenos ofreciéndoles la libertad a cambio de su arrojo en el campo de batalla.

Durante 11 días los comandantes y rivales se mantuvieron en sus respectivas posiciones sobre la llanura de platea. Mardonio y la caballería persa al norte.Pausanias y  la infantería griega al sur.Finalmente, en los albores del día siguiente, los persas rompieron aquella quietud plantando un contundente ataque.

Los griegos se vieron obligados a volver a desplegar sus tropas.Aunque los 5000 hoplitas espartanos sólo suponían el 10% de la fuerza aliada, su disciplina, su resistente armadura y sus afiladas lanzas,  hacían que su presencia fuera abrumadora.

La feroz contienda crecía en intensidad y los espartanos, armados hasta los dientes, convirtieron  el campo de batalla en un reguero de sangre.Los persas fueron descuartizados como ganado.

Los Espartanos constituyeron la clave del éxito en la Batalla de Platea.

Todo acabó cuando el general Mardonio murió. Los hombres de su guardia personal huyeron para salvar la vida, mientras que los pocos soldados persas que quedaron fueron esparcidos a los cuatro vientos.

Las pérdidas griegas fueron mínimas, alrededor de los mil hombres , sin embargo las tropas persas, que una vez alcanzaron los 50 mil efectivos, sufrieron una derrota definitiva como fuerza de combate y dejaron de suponer una amenaza, terminando así para siempre con el sueño del rey Jerjes de conquistar occidente.

Documentales sobre Esparta

Esparta
4.67 (93.33%) 3 votos

Otras Historias que han buscado:

  • esparta historia