Vassili Zaitsev, el Francotirador de Enemigo a las Puertas

Vassili Zaitsev ( 1915 – 1991), fue un francotirador del ejército rojo soviético , considerado héroe nacional, natural de Siberia y que  desde muy pequeño tuvo habilidades con las armas, en principio con el arco y más tarde, con las armas de fuego. La primera de ellas fue un obsequio de su abuelo cuando sólo tenía 12 años de edad.

Su historia fue inmortalizada en la película Enemigo a las puertas (2,001, del francés Jean-Jacques Annaud.) cuyo papel due interpretado por el actor británico Jude Law , mientras que el personaje del mayor König  fue protagonizado por Ed Harris.

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, Vassili Zaitsev tenía veintidós  años y ya entonces era un tirador excelente cuando se alistó Ejército de su país.

Durante la batalla de Stalingrado, los alemanes sufrieron numerosas bajas a manos de los francotiradores soviéticos, que se habían convertido en gran problema. Las víctimas en general eran oficiales de observación, los telegrafistas, los encargados de las cocinas y más tarde los niños rusos que eran utilizados por los alemanes para aprovisionarse de agua.

A tal punto se convirtió en problema para los alemanes, que un especialista francotirador alemán, el mayor König, fue trasladado a Stalingrado a fin de eliminar a los francotiradores soviéticos. Nada más llegar, se deshizo de la vida de dos rusos.

El 21 de octubre de 1942, el mayor König fue asignado como francotirador en Stalingrado. Los soviéticos contaban con francotiradores muy buenos. Uno de estos era Zaitsev que, a la llegada del alemán, ya había cobrado la vida de cuarenta y dos nazis en apenas diez días. Vassili no sólo era un tirador excelente; también era un maestro del camuflaje, el sigilo y la paciencia, de forma que le era muy fácil hacerse invisibñe. Se camuflaba de tal manera con el entorno, que difícilmente sus víctimas podían encontrar su posición, o bien no contaban con el tiempo necesario para darse cuenta de dónde estaba.

Vassili Zaitsev

Pronto la prensa y la maquinaria propagandística rusa, se hicieron eco de este soldado y fueron fublicando sus hazañas ,  lo que aumentó su fama entre sus compatriotas. Mientras tanto, Vassili no sólo intentaba hacer honor a su fama, sino que también adiestraba y entrenaba a otros compatriotas en el arte del tiro de precisión, entre los que se encntraban Tania Chernov, una formidable tiradora que llegó a convertirse en su amante.

La mayoría de sus alumnos aplicaron bien  sus enseñanzas. Viktor Medvedev y Anton Chejov hicieron que los alemanes temieran de salir a las horas de la luz del día. Apuntar a la cabeza era perder la vida. Ellos y Tania, sus mejores alumnos, habían matado a más de setenta nazis. Otras fuentes afirman que los  francotiradores entrenados por él cobraron la vida de más de tres mil soldados enemigos. También se afirma que el desempeño de Zaitsev no fue el único y que un soldado desconocido, identificado solamente como Zikan, había matado ya 224 soldados alemanes sobre el 20 de noviembre de 1942.

Cuando Zaitsev llegó a más de cien muertos, fue condecorado con la Orden de Lenin, aunque esto no le impidió continuar con su tarea. En estos días, y por un prisionero alemán, se enteró que la verdadera misión de König era matarlo y acabar así con el mito  que significaba para los soviéticos y socavar la confianza del pueblo ruso.

Durante varios días, ambos oponentes se movieron con cuidado, estudiando el terreno y tratando de encontrarse, hasta que König hizo su primer movimiento, asesinando a dos francotiradores rusos con sendos disparos en las proximidades de una fábrica. Entonces Vasili decidió enfrentarse a König. El lugar escogido fue la fábrica Octubre Rojo,  al pie de la colina Mamaiev. A dicho lugar fue acompañado por su amigo y colega Nikolai Kulikov.

Allí también llegó el francotirador alemán, el cual también se mantuvo oculto. Así estuvieron tres días con sus tres noches, esperando ambos que el otro cometiera un error y delatara su posición, ambos con admirable paciencia. Al cuarto día, Vasili y Nikolai creyeron saber dónde estaba y planificaron una estrategia para descubrirlo. Nikolai hizo sobresalir un casco, el alemán disparó y Nikolai se lanzó al suelo gritando de dolor. König mordió el anzuelo y se asomó para contemplar a su víctima, lo que aprovechó Vasili para asentarse un tiro en la cabeza que acabó con su vida.

Sin embargo toda esta historia del enfrentamiento entre Zaitsev y König no está del todo evidenciada ni documentada en ninguno de los bandos beligerantes.

De acuerdo con el libro Stalingrado de Anthony Beevor, el nombre del Mayor König es un nombre ficticio creado por los medios de comunicación. Su nombre real sería el de Mayor Heinz Thorvald, que era jefe de una escuela de francotiradores alemán. Su mira telescópica , que empleeaba el rifle de Thorvald, se dice que fue el más preciado trofeo de Zaitsev,  actualmente exhibido en el Museo de las Fuerzas Armadas de Moscú.

Sin embargo, la historia verdadera de Vassili permanece esencialmente sin confirmación. No hay absolutamente ninguna mención de todo esto en informes militares soviéticos, incluyendo los realizados por Alexander Scherbakov, aunque la mayoría de los actos realizados por los francotiradores fueron documentados con veracidad.

A partir de entonces, se convirtió en héroe nacional para la población rusa.

Al finalizar la Batalla de Stalingrado, había asesinado a 242 alemanes, entre ellos muchos oficiales de alta graduación, aunque algunos historiadores sostienen que solo fueron 149 oficialmente confirmados.Otros afirman que tampoco fue el mejor francotirador soviético…pero sí el que mayor publicidad obtuvo gracias a la maquinaria propagandística soviética.

Zaisev prestó servicio hasta enero de 1.943, cuando sufrió heridas en sus ojos. El profesor Filatov restauró su visión. Más tarde,  retornó al frente y terminó la guerra en el río Dniester con el grado de Capitán.

Una vez finalizada la guerra, se casó y se trasladó a  Kiev para trabajar en una fábrica.

Editó sus memorias en un Libro (Memorias de un francotirador en Stalingrado), cuyas enseñanzas son aún relatadas en las escuelas militares rusas.

Notas De Un Francotirador En Stalingrado (Memoria Crítica), es otro Libro de Vassili Zaitsev

Sus resto mortales descansan en la colina Mamaiev.

Vota este post

Deja tu comentario sobre alguna de estas Historias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Historias Insólitas y Curiosidades para compartir