Los 10 cantantes de los 80 que más vendieron en esa década

La década de los 80 fue, sin duda, la de las estrellas del pop: por primera vez en la historia de la música, de hecho, grupos y, mejor aún, cantantes individuales consiguieron vender decenas de millones de discos poniendo en escena no sólo su voz o sus melodías, sino también sus rostros, su forma de bailar, sus peinados, su ropa.

No en vano fue la década de la MTV, de la música tan vista como escuchada y del culto a la imagen, y en consecuencia también de las grandes giras mundiales, así como del estrellato redescubierto tras las glorias de los años 50 y 60.

¿Cuáles son, sin embargo, los artistas que más vendieron?

Los datos no siempre son ciertos, porque las discográficas acostumbran, como muchas en otros sectores, a inflarlos con fines promocionales.

Pero si sumamos los resultados de los países en los que existen sistemas de certificación, el panorama es bastante claro: esta es la lista de los cantantes (y no grupos) más exitosos de los años 80.

1. Michael Jackson

Quien domina las listas es, sin temor a equivocarse, Michael Jackson, el verdadero e indiscutible rey de la década. Y lo hace con el mínimo empeño, ya que en ese periodo de tiempo sólo publicó dos discos, Thriller en 1982 y Bad en 1987 (además de algunos recopilatorios menores, publicados por Motown con material antiguo para intentar subirse a la cresta).

Pero por otro lado, Jackson ya tenía una carrera más que sólida aunque todavía era muy joven (cuando se publicó Thriller tenía sólo 24 años) y había llegado a su madurez artística.

Su debut se produjo a los 5 años con los Jackson Five, la banda de su familia, consiguiendo su primer contrato discográfico cuando aún estaba en la escuela primaria y entrando en las listas de éxitos por primera vez a los 11 años.

Debutó como solista en 1972, a la edad de catorce años, escalando en las listas de éxitos, pero no fue hasta finales de los años 70 cuando su nombre cobró importancia en todo el mundo y no sólo en la música negra.

Fue fundamental en este sentido el inicio de la colaboración con Quincy Jones, un productor que supo potenciar la música y la carrera de Michael, a partir de Off the Wall, álbum de 1978 que vendió 20 millones de copias, superando los ya excelentes resultados obtenidos con los Jackson 5.

El éxito irrepetible de Thriller y Bad

En 1982 salió a la venta Thriller, el primer álbum de la historia en tener 7 singles en el top ten y, según todas las listas, el álbum más vendido de todos los tiempos, aunque las estimaciones son diferentes.

En Estados Unidos el álbum ha vendido 29 millones de copias, mientras que a nivel mundial la cifra oscila entre 65 y 110 millones de copias

cantantes de los 80 que mas vendieron

De cualquier manera, fue un resultado sensacional e irrepetible, seguido cinco años después por Bad, que vendió alrededor de 30 millones de copias, un resultado mucho menor que Thriller pero aún muy alto y casi inalcanzable.

Además, en esos años también se publicó el famoso single We Are the World, escrito junto a Lionel Richie (otro cantante que vendió mucho en esa década) y dedicado a una recaudación de fondos para África.

2. Madonna

Sin duda inferior a Michael Jackson en cuanto a álbumes individuales, pero comparable en cuanto al impacto que dejó en la década es también la historia de Madonna, la segunda cantante que más vendió en los 80, con más de 80 millones de discos vendidos entre 1980 y 1989.

A diferencia de Jackson, que había heredado un gran éxito de la década anterior, la carrera de Madonna -nacida como Louise Veronica Ciccone– comenzó en los años 80, tras hacerse un nombre en los clubes de Nueva York.

madonna
(foto de David Shankbone via Wikimedia Commons)

Su debut se produjo en 1983, con el álbum que recordaba su nombre artístico, Madonna, capaz de darse a conocer gracias a la recién nacida MTV (y de vender, con el tiempo y también gracias a los álbumes posteriores, unos 10 millones de copias).

El punto de inflexión llegó en 1984 con Like a Virgin, que consiguió vender más de 20 millones de copias en todo el mundo y lanzó la imagen de diva de Madonna, una artista que sabía ser a la vez Material Girl y Like a Virgin.

La estrella femenina del pop de la década

Este buen rendimiento en el mercado comercial también llevó a Madonna a debutar en el cine, protagonizando «Buscando a Susan desesperadamente«, de 1985.

Otros dos álbumes originales cerraron la década. En 1986 fue el turno de True Blue, el primero en entrar directamente en el número 1 de las listas (y el primero después de su matrimonio con Sean Penn), y capaz de vender 25 millones de copias.

Finalmente, en 1989, llegó Like a Prayer, que sigue siendo un gran éxito aunque menos rompedor en las listas de éxitos que los anteriores, también por el intento de Madonna de tomar nuevos caminos.

También le fue muy bien con el recopilatorio You Can Dance, que vendió 6 millones de copias en 1987, y con la banda sonora de Who’s That Girl, a la que le fue muy bien en las tiendas a pesar del fracaso de la película.

3. Phil Collins

Tras las estrellas de la canción americana, trasladémonos brevemente a Gran Bretaña para hablar de Phil Collins, un artista que en los 80 ya era un experto por su larga militancia en Genesis, pero que en esa década vio cómo sus cotizaciones despegaban en solitario, aunque registrara excelentes cifras de ventas con su banda, como hemos señalado en otro lugar.

Se unió a la banda en 1970 como baterista, poco a poco comenzó a labrar algunas partes de canto hasta la despedida de Peter Gabriel, que lo proyectó repentinamente, desde 1976, en el papel de primera voz de la banda.

Un papel que, con el paso de los años, le llevó a él y a Genesis a abrirse a nuevos sonidos, a dejar de lado el rock progresivo y a probar la senda del pop, que parecía cada vez más triunfante a principios de los 80.

Del Génesis al éxito Mundial

En esta clave deben leerse también los trabajos en solitario del batería londinense: el debut llegó en 1981 con Face Value, capaz de vender 12 millones de copias gracias al single de lanzamiento, In the Air Tonight.

Un éxito más modesto, aunque todavía importante, fue Hello, I Must Be Going! en 1982, tras lo cual Collins se tomó un descanso, trabajando en bandas sonoras -para Due vite in gioco escribió e interpretó uno de sus mayores éxitos, Against All Odds (Take a Look at Me Now)- y actuando con viejos y nuevos amigos.

phill collins

En 1985 tocó en el Live Aid, actuando tanto en Wembley como en Filadelfia en pocas horas gracias a un vuelo ultrarrápido sobre el océano, y lanzó No Jacket Required, que volvió a alcanzar casi veinte millones de copias vendidas.

Finalmente, a finales de la década, lanzó otro éxito mundial que le hace subir al tercer puesto de nuestras listas, …But Seriously.

4. Billy Joel

Si las tres primeras posiciones de nuestra lista eran, en general, bastante obvias, la atribución de los dos últimos puestos disponibles estaba menos clara, por los que también competían artistas del calibre de Bruce Springsteen, Prince y Lionel Richie, pero que quedaron fuera por unos cuantos millones de copias.

En cuarto lugar encontramos a Billy Joel, el pianista neoyorquino y autor de Just the Way You Are que, a finales de los años 70, había sacudido el mundo del rock americano, recogiendo el legado de Elton John, que al mismo tiempo atravesaba un periodo de desprestigio y falta de inspiración.

Joel se presentó en los 80 como un artista maduro, dispuesto a poner en valor los años de duro trabajo en los clubes de la Gran Manzana.

En los diez años que componen la década de los 80, produjo cinco álbumes de estudio, acompañados de dos álbumes en directo y un greatest hits, para un total de ocho grandes lanzamientos discográficos, ninguno de los cuales bajó de los dos millones de copias vendidas, llegando a superar los 10 en dos ocasiones.

Billy-Joel

Glass Houses, publicado en 1980, fue excelente, seguido por el menos convincente The Nylon Curtain; volvió a la carga en 1983 con An Innocent Man, que vendió 10 millones de copias, seguido por el aclamado Greatest Hits vol.1, que recogía el material de los diez primeros años de su carrera.

En la segunda parte de la década lanzó The Bridge, que «sólo» vendió 3 millones de copias, y luego se recuperó con Storm Front, el álbum de 1989 que es su penúltimo gran éxito mundial.

5. Whitney Houston

En quinto lugar, con unos 45 millones de álbumes vendidos en los años 80, encontramos a Whitney Houston, la mujer que más ha sabido rivalizar en esa década con la estrella de Madonna, ofreciendo una contrapartida de R&B al pop de la italoamericana.

Nacida en 1963, fue la más joven de los intérpretes de nuestros cinco, pero al igual que Michael Jackson se fue demasiado pronto, desapareciendo en 2012, quizá víctima de su propio éxito.

Whitney Houston durante un concierto de televisión en 1991

Debido a su corta edad, su debut en la década fue relativamente tardío y pocos -sólo dos- fueron los discos que logró publicar, pero estos dos álbumes tuvieron un éxito tan abrumador que le valen para preceder a un monstruo sagrado como Bruce Springsteen, el primero de los excluidos a pesar del éxito mundial de Born in the USA.

Después de ser cantante de acompañamiento y modelo, convirtiéndose en una de las primeras chicas negras en aparecer en las portadas de las principales revistas de moda, Houston grabó algunos duetos con estrellas más consolidadas a principios de los 80.

La chica guapa que quería bailar con alguien

En poco tiempo estaba preparada para su álbum de debut, Whitney Houston, que llegó directamente al número uno de las listas de éxitos y vendió 29 millones de copias, entrando directamente en el Libro Guinness de los Récords como el álbum más vendido por un recién llegado. Los singles principales fueron You Give Good Love y Saving All My Love for You.

A Whitney le fue igual de bien dos años después, ganando su segundo Grammy e impulsada por I Wanna Dance with Somebody (Who Loves Me), superando de nuevo los 20 millones de copias vendidas.

Un éxito que no la abandonaría ni siquiera en los años 90 (basta pensar que la banda sonora de El Guardaespaldas parece haber vendido 45 millones de copias) pero que desgraciadamente no la salvó de su triste destino.

Como hemos mencionado varias veces a lo largo de este artículo, los cinco nombres que hemos dado no son los únicos que merecen ser mencionados. Muchos otros artistas, de hecho, en esa década han registrado ventas asombrosas. Aquí hay cinco más.

6. Bruce Springsteen

Nacido en 1949, Bruce Springsteen ya había debutado a principios de los 70, muy joven, cosechando un éxito rotundo con Born to Run, editado a mediados de la década. Los años 80, sin embargo, fueron los de la consagración a nivel internacional.

La década se inauguró con el doble álbum The River, el primer disco de Springsteen que alcanzó los primeros puestos de las listas estadounidenses. Mejor aún, unos años después, con Born in the U.S.A., un álbum que -desde la portada- se convirtió en uno de los símbolos de la década.

Born in the USA de Bruce Springsteen

Sin embargo, también en los 80 salieron Nebraska y Tunnel of Love, a los que siguió una gira que tocó incluso Berlín Oriental poco antes de la caída del muro.

7. Stevie Wonder

Stevie Wonder tiene más o menos la misma edad que Bruce Springsteen, ya que nació un año después que el Boss, en 1950. Sin embargo, su carrera comenzó mucho antes, incluso en 1962, cuando, muy joven, empezó a grabar para la Motown.

Ya en esa época empezó a ganar varios Grammys, siempre en el ámbito del soul y el rhythm and blues. Sin embargo, en los 80, con la madurez, llegó un giro decisivo desde el punto de vista musical: Wonder abandonó el género que le había dado origen y experimentación, permitiéndose un giro comercial.

Publicó tres discos «pop» en esa década, empezando por The Woman in Red, la banda sonora de la película del mismo nombre que contenía la famosísima canción I Just Called to Say I Love You. En 1989 -pero sobre todo por los éxitos de los años 70- también fue incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll.

8. Lionel Richie

Lionel Richie también procedía de la música soul y del funk, que había practicado en los años 70 como líder de los Commodores. Sin embargo, a principios de los 80, intuyendo el cambio de los tiempos, decidió emprender una carrera en solitario, convirtiéndose en uno de los cantantes más exitosos de la década.

Algunas de sus canciones, de hecho, se han convertido en símbolos de ese periodo. Pensemos, por ejemplo, en Endless Love, interpretada a dúo con Diana Ross, o en All Night Long, o incluso en Say You, Say Me, que incluso ganó un Oscar.

 

Lionel Richie [(CC) Brian Solis, www.briansolis.com, bub.blicio.us]

 

Lionel Richie [(CC) Brian Solis, www.briansolis.com, bub.blicio.us]

La cúspide de esa década fue probablemente la canción We Are the World, escrita con el también músico Michael Jackson para el proyecto USA for Africa. La canción vendió más de 20 millones de copias y ganó 4 premios Grammy.

9. Prince

Prince, nacido Prince Roger Nelson, debutó en el mundo de la música muy joven, con sólo 19 años, cuando fue fichado por Warner. Comenzó a abrirse camino en las listas de éxitos en 1978, pero fue en la nueva década cuando alcanzó rápidamente la cima de las listas.

Su música era a la vez innovadora y provocadora, una mezcla de funk y new wave que llamó la atención tanto del público como de la crítica. El punto culminante de ese periodo fue probablemente Purple Rain, la banda sonora de la película del mismo nombre, que se convirtió en uno de los discos más vendidos de la década.

Prince

Siguió produciendo música a un ritmo vertiginoso, como haría en el resto de su carrera. Otros álbumes populares de la época fueron Parade (con el famoso Kiss) y Sign o’ the Times, de 1987, mientras que la década terminó con la banda sonora de Batman.

10. Janet Jackson

Aunque era muy joven en aquella época y corría el riesgo de verse eclipsada por la brillante estrella de su hermano, Janet Jackson también vendió mucho durante los años 80. Nacida en 1966, era la más joven del clan Jackson, pero fue fichada por A&M en 1982.

Sus dos primeros álbumes, publicados en 1982 y 1984, no fueron especialmente buenos, pero el punto de inflexión en su carrera se produjo en 1986, cuando Janet -ya madura y libre de la «supervisión» familiar- lanzó Control, que voló directamente a la cima de las listas estadounidenses.

Janet Jackson

c

Lo hizo aún mejor tres años después con Rhythm Nation 1814 de Janet Jackson, y luego se confirmó definitivamente a principios de los 90. Sin embargo, en los años 80 ya había conseguido 12 discos de platino y numerosos premios internacionales.

¿Cuál es el cantante de los 80 que prefieres?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *