La Maternidad Subrogada…¿hace 4000 años a.C?

En una tabla asiria, se han encontrado las pruebas más antiguas de la infertilidad y la maternidad subrogada, junto con sanciones para las parejas en caso de divorcio.

Temas como la infertilidad y la maternidad sustituta pueden parecer temas modernos, pero quizás siempre han sido objeto de discusión.

En el lugar protegido por la UNESCO de Kültepe-Kanesh, en la provincia de Kayseri (Turquía Central), en la provincia de Kayseri (Turquía Central), se encuentran vestigios de lo anteriormente dicho.

La Maternidad Subrogada..bajo ciertas condiciones

Kültepe albergó un asentamiento asirio entre los siglos XXI y XVIII a. C.: desde que comenzaron las excavaciones modernas en 1948, se han encontrado allí más de 25.000 tablas cuneiformes. Esto, que se acompaña de pequeñas ilustraciones a los personajes, es una especie de acuerdo premarital entre un hombre y una mujer, Laqipum y Hatala, amor eterno jurado sazonado por una buena dosis de sentido práctico.

El contenido de la tablilla, conservada en el Museo Arqueológico de Estambul, se describe en la revista de Endocrinología Ginecológica. Como parte del acuerdo entre las dos partes, el contrato menciona la posibilidad de que Laqipum utilice a una madre sustituta para sus herederos, en caso de que la pareja no conciba un hijo en el plazo de dos años del matrimonio.

En particular, se hace referencia a los Ieroughs, los jóvenes esclavos que administraban el culto sagrado en los templos, y que en algunas ocasiones ejercieron una forma de “prostitución sagrada” (sacra porque lo hacían en un contexto ritual) dentro o cerca del propio templo.

Para el esclavo, la posibilidad de ganar la libertad estaba prevista, una vez que el primer hijo varón esperado fue dado a la pareja.

En la cultura asiria, tradicionalmente monógama, la infertilidad no se consideraba una justificación válida para el divorcio, y la posibilidad de utilizar a otra mujer para concebir un hijo se consideraba una forma de mantener el vínculo matrimonial incluso en caso de dificultades.

De hecho, el texto establece una multa para ambas partes en caso de divorcio:”Si Laqipum decide divorciarse, tendrá que pagar 5 monedas de plata, y si Hatala decide divorciarse, tendrá que pagarle 5 monedas de plata. Testigos: Masa, Ashurishtikal, Talia, Shupianika “.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *