Monarquía : ¿Qué es?, Características y Tipos

La monarquía es una forma de gobierno en la que los poderes supremos del Estado están centralizados en una sola persona (rey, soberano, monarca) y cuyo cargo no es electivo.

monarquia

Se trata de un sistema político basado en la soberanía o gobierno indiviso de una sola persona. El término se aplica a los estados en los que la autoridad suprema recae en el monarca, un gobernante individual que funciona como jefe de Estado y que alcanza su posición por herencia.

Índice
  1. Concepto de Monarquía
  2. Historia de la Monarquía
  3. ¿Cuál es la diferencia entre una monarquía y una república?
  4. Monarquías actuales
  5. Características de la monarquía
  6. Tipos de monarquía
  7. Origen de la Monarquía
  8. La Monarquía Española
  9. Resumen

Concepto de Monarquía

Una monarquía es simplemente una forma de gobierno en la que el jefe de estado y/o gobierno se elige en función del derecho de nacimiento.

La Monarquía es una forma de gobierno donde un individuo, generalmente elegido por su familia o posición social, tiene el poder político supremo dentro de un territorio. Históricamente, el cargo de monarca es hereditario y el sistema permite que solo los hombres accedan al trono.

Etimológicamente, la palabra monarquía proviene del griego monárkhes, “monos”, que significa “uno”, y “arkein”, que significa “gobernar”.

Historia de la Monarquía

La Monarquía es un tipo de gobierno muy antiguo que se remonta a las primeras civilizaciones. Uno de los primeros ejemplos documentados fue el Imperio Medo en Persia, que existió entre los siglos VII y VI a. C.

Lectura Relacionada: Los 5 Imperios Más Grandes de la Historia

Otro ejemplo célebre de monarquía es la Civilización Maya, donde los reyes eran considerados como dioses y gobernaban con absoluto poder.

En la Edad Media, la Monarquía fue el sistema político predominante en Europa. Los monarcas de esta época gobernaban con poder absoluto y tenían gran influencia religiosa.

A partir del siglo XVIII, muchos países europeos empezaron a adoptar sistemas de gobierno más democráticos, lo que dio lugar a la Monarquía Constitucional. En este tipo de Monarquía, el rey o la reina conservan ciertos poderes, pero están limitados por las leyes y un Parlamento.

Desde entonces, la Monarquía ha ido perdiendo terreno como forma de gobierno y hoy en día solo existen unas cuantas Monarquías en el mundo.

Ejemplos de monarquía son los de los siguientes países: Bélgica, Canadá, Dinamarca, Japón, Luxemburgo, Mónaco, Países Bajos, Noruega, España, Suecia y el Reino Unido.

En algunos de estos países el monarca es solo una figura ceremonial y no tiene ningún poder real. En otros casos, el monarca sigue teniendo cierto grado de poder político.

¿Cuál es la diferencia entre una monarquía y una república?

Una monarquía es un sistema de gobierno en el que un monarca, generalmente un rey o una reina, ejerce el poder supremo.

Una república, por otro lado, es un sistema de gobierno en el que el poder reside en un cuerpo representativo del pueblo y se ejerce mediante leyes y regulaciones aprobadas por ese cuerpo.

Hay varias diferencias clave entre estos dos tipos de sistemas de gobierno.

  • En primer lugar, la monarquía está basada en la herencia, mientras que la república se basa en el electorado. En una monarquía, el monarca es el jefe de Estado y de gobierno, y su cargo se transmite generalmente de padres a hijos. Por otro lado, en una república, el presidente o primer ministro es elegido por el pueblo mediante elecciones libres y justas.
  • En segundo lugar, la monarquía tiene un gobierno centralizado, mientras que la república tiene un gobierno descentralizado. En una monarquía, el monarca toma las decisiones importantes y dicta leyes que rigen el país. En contraste, en una república, el poder reside en un cuerpo representativo del pueblo, como un congreso o un parlamento, y las leyes se aprueban mediante el debate y el consenso del poder legislativo.
  • En tercer lugar, la monarquía está basada en la tradición y la religión, mientras que la república se basa en la razón y la secularidad. En una monarquía, el monarca es generalmente considerado como un representante de Dios en la tierra, y el sistema de gobierno se rige por las tradiciones y costumbres religiosas. En contraste, en una república, el poder reside en el pueblo, y las leyes se basan en la razón y la secularidad.
  • En último lugar, la monarquía tiene leyes arbitrarias, mientras que la república tiene leyes justas. En una monarquía, el monarca dicta leyes según su voluntad, y no hay garantías de que sean justas o equitativas. En contraste, en una república, las leyes se aprueban mediante el debate y el consenso de un cuerpo representativo del pueblo, por lo que se garantiza que sean justas y equitativas.

Aunque la Monarquía no es tan común hoy en día, todavía hay mucha gente que es partidario de este sistema político. Algunas personas creen que es una forma más estable de gobierno, ya que el monarca suele reinar durante muchos años y no cambia con frecuencia como ocurre con los líderes de los gobiernos democráticos.

Otras personas ven la Monarquía como un símbolo de las tradiciones y valores de un país. Los monarcas son considerados como figuras respetables y se les ve como representantes fiables de su país en el extranjero.

Monarquías actuales

Aunque la Monarquía no es muy común en el mundo de hoy, todavía existen algunos monarcas. A continuación se presentan algunos de los monarcas actuales:

-Juan Carlos I fue el Rey de España desde 1975 hasta 2014. Juan Carlos abdicó en 2014 y su hijo Felipe VI ascendió al trono.

-Margarita II es la actual Reina de Dinamarca. Margarita II lleva reinando desde 1972 y es la monarca más longeva de Dinamarca.

-Albert II fue el Monarca de Mónaco desde 2005 hasta 2013. Albert II abdicó en 2013 y su hijo Carlos Alberto III ascendió al trono.

-Beatriz de Holanda fue la Reina de los Países Bajos desde 1980 hasta 2013. Beatrixz abdicó en 2013 y su hijo Guillermo Alejandro ascendió al trono.

-Naruhito es el actual Emperador de Japón. Naruhito subió al trono en 2019, sucediendo a su padre Akihito.

-Carlos III es el actual Monarca del Reino Unido, sucediendo a su madre en 2022, Elizabeth II que llevaba reinando desde 1952 y ha sido la monarca más longeva del Reino Unido.

-En el Principado de Andorra, hay dos coprincipes el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el Obispo de Urgell, Joan Enric Vives Sicília.

-En el Gran Ducado de Luxemburgo, Enrique de Nassau-Weilburg y Borbón-Parma

Características de la monarquía

Las características de la Monarquía son:

  • Un monarca gobernará mientras exista la monarquía. La mayoría de los políticos tienen límites de mandato y, si no, deben ser reelegidos periódicamente. Los monarcas, en cambio, ascienden al trono por sucesión, normalmente tras la muerte del monarca anterior. El nuevo monarca mantendrá este cargo hasta que también muera, sea depuesto o, en raras circunstancias, decida abdicar al trono.
  • El monarca es elegido por su familia o posición social. Esto se remonta a las propias raíces de la monarquía y al concepto de derecho divino, por el que el monarca recibía su autoridad para dirigir el país a través de una concesión directa de la deidad o deidades de la nación.
  • La monarquía es una forma de gobierno hereditaria. Casi todas las monarquías asignan sus títulos en función de la herencia. Existen algunas raras excepciones. Sin embargo, en general, las monarquías son derechos de nacimiento que no se pueden elegir ni nombrar. 
  • Es una de las formas más antiguas de gobierno. El concepto de monarquía se remonta a miles de años. Aunque la forma en que se haya manifestado ha cambiado con el tiempo, el concepto esencial sigue siendo el mismo: un solo jefe de estado para toda la nación.
  • La Monarquía es un sistema político en el que un rey o una reina ejerce el poder soberano sobre un país o territorio determinado.
  • El Monarca es elegido por derecho de nacimiento y no puede ser depuesto por medios electorales.

Tipos de monarquía

A lo largo de la historia, ha existido una gran variedad de monarquías con diferentes características.

A continuación se presentan algunos de los tipos más comunes de monarquía:

  • Monarquía absoluta: En esta forma de gobierno, el monarca tiene el poder total y absoluto sobre el país. El monarca no está sujeto a leyes ni a un parlamento y puede gobernar como lo desee. Esta era la norma durante gran parte de la historia, y muchas naciones han tenido monarcas absolutos en algún momento u otro. Sin embargo, en la actualidad, hay pocos ejemplos de monarquía absoluta.
  • Monarquía parlamentaria: En esta forma de gobierno, el monarca es el jefe de estado, pero el poder real recae en el primer ministro y en el parlamento. Esto se conoce como un sistema de gobierno parlamentario, y es la forma más común de monarquía hoy en día. El monarca tiene cierto grado de poder, pero no es absoluto.
  • Monarquía constitucional: En este tipo de monarquía, el monarca tiene poder limitado por una constitución. Esto significa que el monarca no puede hacer cualquier cosa que desee, sino que debe actuar de acuerdo con la constitución. Este es un tipo relativamente nuevo de monarquía, y muchos países europeos la adoptaron durante y después de la Revolución Francesa.
  • Monarquía electiva: En este tipo de monarquía, el rey o la reina no son elegidos por derecho de nacimiento, sino por el pueblo mediante un proceso de votación. Esto es algo relativamente raro, y solo se da en algunos casos especiales. Por ejemplo, en Samoa, la Soberana Orden de Malta, la Ciudad del Vaticano, los Emiratos Árabes Unidos, Camboya y Malasia.
  • Monarquía teocrática : En este tipo de monarquía, el poder está en manos de un líder religioso, por lo general un líder espiritual o clerical. El ejemplo más notable de esto es el Estado del Vaticano, aunque también hay algunos otros ejemplos en la historia, como fue la civilización inca, o actualmente Arabia Saudí.

Hay muchas otras formas de monarquía, y nuevas pueden surgir en cualquier momento. Lo importante es que entendamos los conceptos básicos de la monarquía y sus características

Origen de la Monarquía

La Monarquía es una forma de gobierno muy antigua. El concepto se remonta a miles de años, y fue una de las primeras formas de gobierno en surgir en la humanidad.

La monarquía se remonta a los tiempos en que los pueblos egipcios y babilónicos aún creían que su príncipe era un dios encarnado en un hombre. La monarquía tiene sus raíces en la remota antigüedad en estrecha relación con la conciencia religiosa de los distintos pueblos.

El origen exacto de la monarquía es difícil de determine, pero se cree que surgió como una forma natural de gobierno para las primeras civilizaciones. Estas civilizaciones estaban formadas por clan o familias, y era natural que el líder del clan también fuera el líder de la tribu o la nación.

Con el tiempo, las civilizaciones se hicieron más complejas y los líderes de los clanes no siempre eran los mejores para gobernar a una nación entera. Sin embargo, el derecho de pertenencia a la familia real todavía se consideraba importante, y la monarquía siguió siendo la forma dominante de gobierno durante miles de años.

En Egipto, Mesopotamia y las primeras civilizaciones chinas, la monarquía era la forma de gobierno predominante. También se desarrolló en Grecia (hasta el siglo VIII a. C) y Roma desde su fundación hasta la República, aunque estos eran imperios más complejos y tenían un sistema de gobierno más complejo que solo se podría considerar como una monarquía en un sentido amplio.

Lectura Recomendada: La Primera República Española:Constitución y Fracaso

La Monarquía Española

La Monarquía en España surge como consecuencia de la unificación política de los reinos hispánicos en la figura del Rey católico, don Fernando el de Aragón y doña Isabel de Castilla, cuya unión dinástica tuvo lugar en 1469. A partir de entonces, al haber un Monarca común para todos los reinos que conformaban la Monarquía Hispánica, el término “Monarquía de España” se empezó a utilizar para referirse al conjunto de aquellos territorios.

La Monarquía española es, pues, una forma de Estado originada en la unión de los reinos hispánicos bajo el Monarca común que se inició con la unión dinástica de Fernando de Aragón e Isabel I de Castilla (Fernando el Católico), y reconocida como tal a partir del Tratado de Granada (1491), en el que se estableció la independencia de los Reyes Católicos respecto al Papa.

En la actualidad, la Monarquía en España es un régimen político constitucional y representativo, cuya Jefatura está ocupada por el Rey de España, como máximo representante institucional y personal de la Nación.

Se encuentra regulada en el Título II de la Constitución española de 1978, artículos 56 a 65, ambos incluidos.

En virtud del artículo 56.1 de la Constitución española, “El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica, y ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las leyes.”.

Su Majestad el Rey Don Felipe VI es el Monarca actual de España, tras la abdicación de su padre, S. M. el Rey Don Juan Carlos I, en 2014.

El Monarca español es elegido mediante sucesión natural o dinástica en los términos que se establecen en la Ley Orgánica del Sufragio Universal, el Censo y la Representación proclamada en 1957 (Ley Orgánica 2/2011, de 5 de abril, modificada por la Ley Orgánica 3/2014, de 27 de marzo, que aprobó un texto refundido de la Ley Orgánica del Sufragio Universal, el Censo y la Representación).

Lectura recomendada: Personajes con historias inspiradoras

Resumen

La Monarquía es una forma de gobierno en la que una persona, llamada monarca, ejerce el poder soberano. A diferencia de otras formas de gobierno, como la república, el poder del monarca puede no estar limitado por un marco legal o institucional.

Los tipos de monarquía incluyen la monarquía absoluta, en la que el monarca tiene total poder sobre el país y sus habitantes, y la monarquía constitucional, en la que el monarca gobierna de acuerdo con una constitución legal.

La Monarquía española es un ejemplo de Monarquía parlamentaria, en la que el Monarca es elegido mediante sucesión natural o dinástica y desempeña un papel fundamental en la vida nacional, pero sin tener poder de decisión, sino más bien de representación.

En España, la Monarquía es un Estado social y democrático de Derecho consagrado en la Constitución. La democracia representativa y el gobierno de los ciudadanos libremente elegidos son, pues, fundamentos esenciales del ordenamiento jurídico y político español.

Fuentes:

Gil del Gallego, Adrián. El poder y su legitimidad. Valencia, Universitat de Valencia. 2002.

Si te ha sabido a poco y deseas leer más artículos parecidos a Monarquía : ¿Qué es?, Características y Tipos te recomendamos visitar la categoría Cultura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir