La trágica y misteriosa Muerte de Mozart

Nacido en 1756, Wolfgang Amadeus Mozart se convirtió rápidamente en uno de los compositores más famosos del mundo.

A los siete años ya estaba de gira, tocando para aristócratas de toda Europa. Cuando Mozart tenía 35 años ya contaba con una larga lista de obras maestras, más de 600.

Pero el 5 de diciembre de 1791, todo eso se truncó. A sólo dos meses de cumplir 36 años se produjo la
inesperada y misteriosa muerte de Mozart, después de estar más de 15 días en cama.

El misterio de su muerte ha desconcertado a los expertos durante dos siglos, dando lugar a más de 100 teorías diferentes, desde complots de asesinato hasta el envenenamiento.

Sigue leyendo para saber un poco más de la vida de uno de los compositores más grandes de todos los tiempos, donde al final intentaremos dar un poco de luz sobre su misteriosa muerte y las circunstancias que la rodearon.

hqdefault
Índice
  1. Nacimiento de Mozart y el despertar de un genio
  2. Los viajes de la Familia Mozart
  3. ¿Y cuál fue la causa de la muerte de Mozart?

Nacimiento de Mozart y el despertar de un genio

Mozart nació el 27 de enero de 1756 en Salzburgo.

Sus padres, Leopoldo Mozart, compositor, director y violinista, y Ana María Pertl, tuvieron 7 hijos pero tras la alta mortalidad infantil de aquella época, solo él y su hermana Marianne, cinco años mayor que él, pudieron sobrevivir.

Wolfgang Amadeus Mozart empezó a aprender música desde muy temprana edad, ya que su padre, Leopold Mozart, era un músico y compositor experto.

Desde los 3 años de edad, Wolfgang ya estaba tocando el clavicordio y componiendo pequeñas piezas musicales.

Wolfgang Amadeus Mozart

Cuando tenía 5 años, empezó a dar conciertos en público junto a su hermana Marianne, quien también era una talentosa música.

A medida que crecía, Wolfgang continuó desarrollando su habilidad y técnica musicales a través de la práctica y la enseñanza de su padre. A los 6 años, componía pequeñas obras de considerable dificultad.

Su padre, lleno de orgullo, entendió que estaba ante un genio de la música y decidió viajar a la corte para exhibir las grandes habilidades de su hijo.

De ese modo, Mozart empezó a dar pequeños conciertos que llamaron la atención de la familia imperial, llegando a dar un concierto en el Palacio de Schönbrunn, el Versalles Vienés.

Los viajes de la Familia Mozart

Con la idea de encontrar mecenas para sus hijos músicos, Leopoldo Mozart ideó una gran gira familiar por las grandes cortes europeas que incluía a los reyes de Inglaterra y Francia.

Y así, con 8 años, Mozart se plantó en 1763 en París, ante el mismísimo rey Luis XV.

Con un gran éxito en Versalles, también tiene la fortuna de contar con la protección de uno de los 20 hijos del gran Johann Sebastian Bach, Johann Christian Bach, compositor y pianista, que termina por convertirse en una gran influencia para Wolfgang Amadeus.

Ya por entonces la dureza de los viajes, parece mermar la salud de Mozart, que a su vuelta a Salzburgo ya contaba con 11 años y que cae enfermo en diversas ocasiones.

Tras el fiasco de la ópera La Ingenua Fingida y recibir el título de Konzertmeister, maestro de conciertos, con 13 años inicia una serie de viajes a Italia, cuna de la ópera, acompañado sólo de su padre.

Además de ser nombrado caballero de la orden de la espuela de oro por el Papa Clemente XIV, con la ayuda del padre Martini, célebre músico y teórico italiano consigue su ingreso en la Academia Filarmónica de Bolonia con tan solo 14 años.

Tras regresar a Salzburgo, inicia una nueva etapa bajo la protección autoritaria, humillante y poco flexible del nuevo príncipe-arzobispo de Salzburgo Colloredo.

El descontento de la situación y el mísero salario recibido, unos 150 florines al mes, le hacen plantear buscar un nuevo destino y marcha con su madre por un nuevo periplo, donde conoce al al gran amor de su vida: Aloysa Weber, cantante de ópera.

Además de la amarga noticia de la muerte de su madre, también recibe el rechazo de la joven cantante de 17 años, que por entonces ganaba más dinero que Mozart.

De vuelta a Salzburgo en 1779, gracias a su padre, consigue que su sueldo de Konzertmeister suba hasta los 450 florines.

No contento del todo, al año siguiente se independiza y se va a Viena para quitarse la presión de todos los que le rodeaban, donde vive hasta los 35 años.

En Viena malvive dando clases de piano a personas adineradas y dando pequeños conciertos de piano.

Sin embargo coincide con su mayor periodo creativo y conoce a otros músicos de gran influencia para él como Franz Josef Haydn.

También le marcó la música de Johann Sebastian Bach y Georg Friedrich Händel, entre otros.

En Viena se aloja en la casa de la madre de Aloysia, que ya se había casado y conoce a su hermana Constanza con la que se casa en 1782 a los 26 años de edad.

Fruto de ese matrimonio nacieron seis hijos.

¿Y cómo iba la relación con su padre y su hermana?

La relación del matrimonio con el padre de Mozart y su hermana es fría, ya que no aceptaban a Constanza, al pensar que se quería aprovechar de Amadeus.

Después de unirse a la francmasonería, escribe en 1786 la ópera Las bodas de Fígaro, resultando un gran éxito en Praga y a la que sigue una nueva ópera italiana, Don Giovanni y conoce en Viena a un jovencísimo Ludwig van Beethoven, que por entonces contaba con 16 años.

A partir de ahí, y tras la muerte de su padre y repartirse la herencia con su hermana, Mozart empieza a vivir una situación económica penosa, no porque ganara poco dinero, sino por ser un desastre y gastar más de lo que ganaba, hasta el punto de recurrir a préstamos y pedir favores a los amigos.

Además la salud fue empeorando, sufriendo fuertes dolores de cabeza, quedándose solo porque Constanza, por prescripción médica, se marcha a un balneario y el nuevo emperador, Leopoldo II le hace el vacío.

A pesar de afectarle anímicamente toda esta situación, su fuerza creativa en sus últimos 13 meses de vida es extraordinaria y escribe una de sus mejores obras, La flauta mágica, siendo la misa de Requiem en re menor, K 626, la última obra que compuso en 1791, aunque fallece antes de acabarla y tiene que completarla su discípulo Franz Xaver Süssmayr.

Cayó enfermo el 19 de noviembre de 1791 y a la una de la madrugada del 5 de diciembre, le llegó la muerte con solo 35 años.

Falleció en la miseria, sin el favor del público y abandonado por muchos de sus amigos, celebrándose un entierro, sin misa y sin música, y al que asistieron pocas personas, ni siquiera su mujer Constanza, enterrándolo en una fosa común.

A día de hoy, tiene un monumento conmemorativo en el cementerio central, junto a otros compositores como Schubert o Beethoven, pero no tiene tumba.

muerte de mozart

¿Y cuál fue la causa de la muerte de Mozart?

¿Murió envenenado? ¿Salieri lo mandó matar por envidia?

La mayor parte de lo que sabemos sobre la muerte de Mozart proceden de fuentes indirectas y suelen ser contradictorias.

Lo que está claro es que Mozart estuvo enfermo en cama durante 15 días, sufriendo fiebre alta, sudoración, fuertes dolores de hinchazón en las extremidades y la espalda, náuseas, vómitos y diarrea, hasta que entró en coma y murió.

Su cuñada llegó a afirmar que Mozart sentía el sabor de la muerte en la boca, pero nadie le hizo la autopsia.

En el momento de su muerte, el médico de Mozart afirmó que había muerto de fiebre miliaria.

Pero la fiebre miliaria no era más que un término genérico que se solía emplear en aquella época para diagnosticar cualquier enfermedad infecciosa que tuviera fiebre y sarpullido.

La repentina muerte de Mozart fue tan sospechosa que, al cabo de una semana, un periódico berlinés hizo circular la idea de un envenenamiento.

Incluso corrió el rumor de que su colega compositor, Antonio Salieri, había confesado haberlo envenenado.

Pero los venenos del siglo XVIII, el arsénico y el mercurio, no concuerdan del todo con las pruebas.

Si fue arsénico, eso explicaría las náuseas, los vómitos, la diarrea y el coma final de Mozart.

Pero también habría experimentado otros síntomas, como ardor de garganta o la dificultad para respirar, de los que no se informó en absoluto.

Y el mercurio no era necesariamente una sustancia homicida, ya que en aquella época se utilizaba a veces para tratar la sífilis, normalmente causaba pérdida de memoria, temblores, irritabilidad y salivación excesiva, y no se informó de esas cosas en la hora de la muerte.

Así que el envenenamiento, con el toque dramático que le da a nuestra historia, está descartado.

Lo siento teóricos de la conspiración.

Uno de los síntomas más llamativos de la misteriosa enfermedad de Mozart era la extrema hinchazón.

Según algunos, estaba tan hinchado que apenas podía moverse.

Esto apunta a algún tipo de problemas de los riñones.

Sin embargo, por lo general, los riñones tardan un tiempo en dejar de funcionar, y la muerte de Mozart fue rápida.

Otras teorías sugieren que la causa de la muerte de Mozart fue algún tipo de enfermedad infecciosa, como la fiebre reumática.

Eso explica que Mozart tuviera sarpullido y fiebre alta.

Pero esta enfermedad normalmente sólo mata a la gente después de dañar gravemente su corazón, y Mozart no parecía tener ningún problema cardíaco.

Así que incluso con estas prometedoras teorías, la muerte de Mozart sigue siendo un misterio.

Sin embargo, en 2009, un grupo de investigadores decidió indagar en los registros diarios de defunciones de Viena en busca de más pistas.

Descubrieron que en la época en que murió Mozart se produjo un repunte en el número de hombres jóvenes de la ciudad que presentaban síntomas similares, como edemas, y murieron como si se tratara de una pequeña epidemia.

Con todos estos datos adicionales, los investigadores propusieron que Mozart murió de algún tipo de infección estreptocócica.

Pero en lugar de la muerte por fiebre reumática, la infección podría haber provocado un grave problema renal, que causó toda esa hinchazón.

Por supuesto, no hay forma de saber si tienen razón.

Pero el estudio tiene un impresionante trabajo de investigación, y su teoría parece plausible.

Y vosotros, ¿Qué opináis de la historia de Mozart? ¿Aún creéis que sí murió envenenado?

 

Si te ha sabido a poco y deseas leer más artículos parecidos a La trágica y misteriosa Muerte de Mozart te recomendamos visitar la categoría Biografías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir