¿Por qué en los maratones se recorren 42.195 kilómetros?

42.195 Km. Esta es exactamente la mítica distancia del maratón, doblemente mítica por su origen y su dureza.

Lo que no sabe tanta gente es que el evento está rodeado de otro mito doble, un doble error en realidad: que esta es la distancia entre Maratón y Atenas, y que la idea fue del barón de Coubertin.

Lo cierto es que la idea surgió del filólogo francés Michel Bréal, un experto en cultura clásica que sugirió al instaurador de los juegos modernos de rememorar la leyenda del mensajero griego Fidipides; y en cuanto a la distancia exacta, no se fijó hasta el 1921, basándose en la del maratón celebrada en Londres trece años antes.

Esta carrera acabó teniendo la longitud mencionada después de varios cambios que se introdujeron entre su salida en el castillo de Windsor (reservada a la familia real) y su llegada al Estadio de White City.

Así, entre 1890 y 1920 la distancia del maratón fue oscilando entre los 40 km de los juegos de Atenas y los 42,75 km de los de Amberes. Finalmente, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo recogió en su norma 240 esta distancia, aunque es entre 2 y 7 km más larga -dependiendo del camino- que la que separa Maratón de Atenas.

La historia del Maratón y Filípedes

El maratón tiene una larga y curiosa historia. Su origen se encuentra en la gesta del soldado griego Fidipides, quien el año 490 aC murió de fatiga tras haber recorrido 42 kilómetros desde la ciudad de Maratón (Grecia) hasta Atenas para anunciar la victoria sobre el ejército persa.
Fidipides (Pheidippides, Φειδιππίδης) fue un mensajero griego que ha pasado a la historia por su capacidad de correr y para llevar buenas noticias.

Fue enviado por los atenienses en Esparta el 490 aC para pedir ayuda contra los persas y llegó al su destino, a 240 kilómetros de distancia, sólo dos días después de salir. Los espartanos declararon que no podían proporcionar la ayuda inmediatamente debido a inconvenientes religiosos (luna nueva).

Fidipides volvió a Atenas y en lugar de relatar lo que se le había dicho, contó una historia sobre el encuentro con el dios Pan que se le había quejado porque los atenienses no lo adoraban; como consecuencia,  de ello los atenienses construyeron un templo en Pan después de la batalla de Maratón. Pausànies y Cornelio Nepote la mencionan como Filípides o Filípides (Philipides) nombre también utilizado ocasionalmente por Heródoto.

¿Por qué en los maratones se recorren 42.195 kilómetros?
Vota este post
Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario