Diferencia entre patriotismo y nacionalismo

El patriotismo y el nacionalismo son dos conceptos relacionados con el amor a la patria, y aunque algunos lo usan como sinónimo, tienen diferencias significativas en su significado y connotaciones. Mientras que el patriotismo se relaciona con el aprecio y defensa de las instituciones y la libertad común de las personas, el nacionalismo tiende a enfatizar la homogeneidad cultural, lingüística y étnica de la sociedad. 

Sin embargo, surge la duda de si es correcto usar la palabra "patriotismo" o "nacionalismo", sobre todo porque se ha extendido la idea de que el patriotismo sería el amor por la propia patria, mientras que el nacionalismo sería el odio por otras naciones. Vamos a continuación ver si eso es realmente así.

Diferencia entre patriotismo y nacionalismo

¿Qué es el patriotismo?

Para entrar en contexto, si hacemos una búsqueda en el diccionario, encontramos que "nacionalismo" se define como un sentimiento fervoroso de pertenencia a una nación y de identificación con su realidad e historia.

También se define como la ideología de un pueblo que, afirmando su naturaleza de nación, aspira a constituirse como Estado.

Por otro lado, "patriotismo" se define como amor a la patria o también como el sentimiento y conducta propios del patriota.

Como podemos ver en estas definiciones, en ambos casos se habla de un vínculo sentimental hacia el lugar donde uno nació por tener una identificación con su historia, su realidad o sus características, excepto en el caso de la segunda definición de nacionalismo, que hace referencia a un pueblo que se reconoce como nación y que busca organizarse mediante el Estado.

¿Qué es el nacionalismo?

Etimológicamente, "nación" viene del latín nacio, que hace referencia al lugar de nacimiento. "Patria" viene de pater, que tiene que ver con la relación de paternidad que tiene la tierra con los que nacimos en ella, algo así como si fuéramos sus hijos o sus frutos.

De ahí que también se utilice la expresión "madre patria". También hay un parecido en el significado etimológico porque existe una relación entre nacimiento y paternidad.

Tal vez la mayor diferencia la podemos encontrar si situamos las palabras en el contexto de una oración. 

Esto es porque, en definitiva, "patriotismo", si bien puede hacer referencia a lo que acabamos de explicar, ha pasado a ser también una de las palabras vacías de las que hablaba Gustave Le Bon en el libro Psicología de Masas.

Una palabra que, por conveniencia, la pueden usar todos los sectores del mapa político, igual que también pueden usar "democracia", "justicia", "libertad" e "igualdad", todas palabras que suenan muy fuertes pero que se volvieron conceptos abstractos que al final no terminan significando demasiado.

A diferencia de eso, "nacionalismo" es un concepto más exacto, más concreto, que ligado al concepto de nación tiene toda una historia que se puede rastrear sobre todo desde el siglo XIX, es decir, desde 1800 en adelante.

Ahora bien, ¿por qué el concepto de nacionalismo tiene la connotación negativa que tiene? Yo diría que es por tres motivos principales: su historia durante el siglo XX, su asociación a la idea de separatismo y la acción psicológica de la propaganda moderna.

Diferencias en la valoración de la libertad

Una de las diferencias clave entre el patriotismo y el nacionalismo radica en la valoración de la libertad. Para un patriota, la libertad de la patria es la condición de posibilidad de la libertad individual, mientras que para un nacionalista, la libertad está subordinada al "interés nacional", incluso si ese interés representa los deseos de una minoría poco preocupada por el bien común.

El patriotismo se centra en la defensa de la libertad y los derechos colectivos, reconociendo que la libertad de la patria es esencial para salvaguardar la libertad individual.

Un patriota entiende que la libertad individual está intrínsecamente vinculada a la libertad de su país, y lucha por mantener y promover ambas.

Esto implica proteger los derechos y libertades de todos los ciudadanos y trabajar en pro del bien común, exigiendo una lealtad generosa hacia los principios democráticos en lugar de someterse a cualquier forma de tiranía, como señala Maurizio Viroli en su enfoque sobre la lealtad en el contexto patriótico.

Por otro lado, el nacionalismo puede poner un mayor énfasis en su propia concepción de la libertad, enfocándose en los intereses de la nación en lugar de los derechos individuales.

Esto puede llevar a una valoración asimétrica de la libertad, donde algunos ciudadanos son privilegiados en detrimento de otros, bajo la premisa del "interés nacional".

Este enfoque puede resultar excluyente y antagonista hacia aquellos que no cumplen con los criterios de pertenencia establecidos por un nacionalismo a menudo irracional y discrepante.

Mientras que el patriotismo valora la libertad individual y promueve los derechos colectivos en aras del bien común, el nacionalismo puede tener una visión más selectiva y restringida de la libertad, colocando el "interés nacional" por encima de los derechos individuales. 

Amor a la patria en el patriotismo

El amor a tu propio pueblo en el patriotismo se define como una convicción de la necesidad de la libertad y la defensa de las instituciones que la hacen posible. El patriotismo pone énfasis en la idea de una libertad compartida como base de la igualdad y la justicia social para todos los ciudadanos que conviven en sociedad.

Ser patriota implica defender la libertad y los derechos colectivos frente a cualquier forma de tiranía y trabajar por el bienestar común. El patriotismo implica una postura de respeto y solidaridad hacia todos los ciudadanos, sin importar su origen o pensamientos, y el deseo de que nadie sea oprimido, explotado o excluido de la comunidad política y del bien común.

El amor a la patria en el patriotismo se manifiesta a través de la convicción de que la libertad es indispensable para el desarrollo y la prosperidad de una sociedad justa. Los ciudadanos patriotas reconocen la importancia de las instituciones que garantizan la igualdad de oportunidades, la participación ciudadana y la justicia social.

En el patriotismo, el amor a la patria se entiende como la defensa de valores democráticos, el compromiso con la igualdad de derechos y la responsabilidad hacia el bienestar colectivo. Los patriotas saben que el bienestar individual está estrechamente ligado al bienestar de la sociedad en su conjunto.

El amor racional a la patria en el patriotismo fomenta la solidaridad entre los ciudadanos y promueve el respeto y la tolerancia hacia las diferencias individuales. Los patriotas entienden que la diversidad enriquece a la sociedad y luchan por la inclusión y la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos.

Este amor a la patria en el patriotismo se basa en la convicción de la necesidad de la libertad, la defensa de las instituciones, la igualdad y la justicia social. Los ciudadanos patriotas trabajan en pro del bien común y buscan construir una sociedad en la que todos puedan disfrutar de los mismos derechos y oportunidades, rechazando cualquier inclinación hacia el fascismo o posturas autoritarias que puedan surgir bajo el manto de un nacionalismo malinterpretado.

amor a la patria

Amor a la patria en el nacionalismo

El amor a la patria en el contexto del nacionalismo se manifiesta de forma bastante distinta en comparación con el patriotismo. A través de un ensayo sobre las diferencias clave entre estos dos conceptos, es posible descubrir cómo el nacionalismo exige una lealtad incondicional o una adhesión exclusiva a la nación, priorizando a menudo una inquebrantable adhesión étnica y cultural, que puede llevar a posturas exclusivas y excluyentes.

El nacionalismo, en muchas de sus manifestaciones, plantea una exigencia de lealtad incondicional a la nación, definiéndola no solo en términos de soberanía territorial, sino también en términos de un origen común, compartiendo el mismo idioma y tradiciones. Esta concepción del amor a la patria se centra en la idea de que el propio pueblo es lo primero, y que todos los miembros de la población deben alinearse con los intereses de la nación, dejando a un lado las ambiciones individuales.

Esta forma de nacionalismo puede conducir a obsesionarse con la unidad y someter así a los discrepantes, como se ha visto en diversas formas históricas de nacionalismo, empezando por el fascismo en todas sus formas.

Contrariamente, el patriotismo es descrito a menudo como un amor racional por la patria, uno que es compatible con los principios universales de libertad e igualdad y que valora la contribución de cada individuo dentro de la sociedad.

Maurizio Viroli, en sus reflexiones sobre el tema, destaca cómo el amor patriótico debe ser un clarividente alegato filosófico y una brillante reflexión política que se aleja de cualquier astuta maquinación creada para consolidar la cúpula del poder.

En el debate académico, por ejemplo, en foros como Deusto y discusiones en plataformas como Quora, a menudo se explora cómo hacer que el amor a nuestro país sea compatible con un respeto por la diversidad cultural y étnica.

 Estas discusiones ponen de relieve que mientras el nacionalismo, en cambio, puede ser visto como un movimiento hacia una unidad política basada exclusivamente en factores culturales o étnicos, el patriotismo busca construir un consenso inclusivo que abarca a todos los ciudadanos, independientemente de su origen.

Esta diferencia entre el amor al país expresado por el nacionalismo y el patriotismo tiene profundas implicaciones políticas y sociales.

En la teoría política, como ha sido discutido por pensadores desde Maquiavelo hasta los contemporáneos, la naturaleza del nacionalismo tiende a ser exclusivo y a veces intolerante e irracional, orientado a proteger los intereses propios a expensas de los demás.

El patriotismo, por su parte, ve en la cohesión social y la promoción de un bienestar común los principios fundamentales para el desarrollo de una sociedad justa y equitativa.

La cuestión que plantea Viroli por amor a la patria es cómo hacer que nuestro amor por el país sea compatible con los principios universales de justicia y libertad, sin caer en las garras del nacionalismo, que a menudo es un agitador de conflictos debido a su naturaleza exclusiva y, a veces, autoritaria. Esta reflexión invita a todos a considerar profundamente el tipo de amor a la patria que promueven y apoyan, buscando un camino que fortalezca la unidad sin sacrificar la diversidad y los derechos individuales.

Problemas en el nacionalismoImpacto
Inclusión exclusiva basada en criterios étnicos, culturales o lingüísticosExclusión de personas que no cumplen con los criterios establecidos, generando división y discriminación.
Enfoque en intereses propios y preocupaciones por el poder y la influenciaIgnorancia de problemas como la corrupción y la desigualdad económica y política.
Enfoque estrecho y excluyenteContraste con el compromiso con el bien común que caracteriza al patriotismo.

Frases que ilustran las diferencias

Citando a varios autores, podemos encontrar frases que ilustran las diferencias en el amor a la patria entre los patriotas y los nacionalistas.

Mientras que algunos hablan del patriotismo como el amor por su propio pueblo y la defensa de la libertad, otros destacan la tendencia del nacionalismo a fomentar el odio hacia los demás pueblos y la división en la sociedad. 

"El verdadero patriota busca el bienestar de su propio pueblo, mientras que el nacionalista busca la supremacía y exclusión de los demás".

Esta frase nos muestra que los patriotas se preocupan por el bienestar y la unidad de su propio pueblo, mientras que los nacionalistas tienden a enfocarse en la supremacía y la exclusión de aquellos que no pertenecen a su grupo. Además, el patriotismo suele ser inclusivo y basado en la responsabilidad colectiva, mientras que el nacionalismo puede ser excluyente y obsesionado con la unidad.

Como dijo Albert Einstein:

"El patriotismo es el amor por el propio país, el nacionalismo es el odio por los demás pueblos"

hqdefault
PatriotismoNacionalismo
Amor por su propio puebloOdio hacia los demás pueblos
Inclusión y responsabilidad colectivaExclusión y obsesión por la unidad
Defensa de la libertad y los derechosFomento de la supremacía y exclusión

Resumen sobre la diferencia entre patriotismo y nacionalismo

ConceptoPatriotismoNacionalismo
FocoAprecio y defensa de las instituciones y la libertad común de las personasEnfatiza la homogeneidad cultural, lingüística y étnica de la sociedad
Efecto en la sociedadUne a las personas y promueve la solidaridadPuede causar divisiones y exclusiones
BaseUnidad y respeto a los principios universales de libertad y justiciaCriterios étnicos, culturales o lingüísticos

Si te ha sabido a poco y deseas leer más artículos parecidos a Diferencia entre patriotismo y nacionalismo te recomendamos visitar la categoría Política.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir