¿Qué son los íncubos y súcubos? Los demonios sexuales

Los súcubos e íncubos son seres mitológicos legendarios que, además de haber sido protagonistas recurrentes de diversos acontecimientos en la antigüedad, se han convertido en demonios del sexo

Los íncubos y los súcubos son seres mitológicos que han estado presentes en las leyendas de diversas culturas desde tiempos inmemoriales.

Se cree que los íncubos son demonios masculinos que se aparecen a las mujeres durante la noche para tener relaciones sexuales con ellas, mientras que los súcubos son demonios femeninos que se aparecen a los hombres para el mismo fin.

íncubos y súcubos

¿Qué son los íncubos y súcubos? ¿Qué diferencia hay?

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano ha temido a la noche y a lo que se esconde en ella.

No es de extrañar, entonces, que hayan surgido muchas leyendas y mitos sobre seres sobrenaturales que habitan en la oscuridad.

estrella de 6 puntas¿Qué significa la estrella de 6 puntas de David y cuál es su origen?

Uno de los seres más temidos y fascinantes es el íncubo o súcubo, un demonio del sexo que se alimenta de la energía sexual de sus víctimas.

Las palabras íncubo y súcubo , significan, desde el punto de vista etimológico respectivamente, del latín Incubus, in, ‘sobre’ y cubare, ‘yacer’, ‘acostarse’ y succŭbus, de succubare, «reposar debajo». Esto se debe a que estos seres se cree que tienen la capacidad de shapeshift (transformarse en otra forma), y que pueden tomar la forma de cualquier animal.

Aunque los íncubos y súcubos son seres imaginarios, su origen se encuentra en la tradición oral y la literatura medieval como seres con poderes.

Según la tradición, los íncubos eran demonios masculinos que se aparecían a las mujeres para tener relaciones sexuales con ellas. Por su parte, los súcubos eran demonios femeninos, en forma de mujer seductora, que se aparecían a los hombres para tener relaciones sexuales con ellos.

Aunque los íncubos y súcubos son seres imaginarios, la gente creía que eran reales y que podían causar graves daños a las personas.

leviatánLeviatán: ¿Qué es según la biblia?

De hecho, se creía que los íncubos y súcubos eran responsables de muchos de los problemas sexuales de la gente, como la impotencia y la frigidez. También se pensaba que podían causar abortos y que eran responsables de la muerte de los recién nacidos.

Estos seres, mujeres de gran belleza, se manifiestan durante la noche, mientras dormimos. Pueden paralizar, tocar o agarrar a su víctima, que asiste impotente al suceso.

En las leyendas de la antigua Roma y, posteriormente, de la Edad Media, un súcubo, o más bien una succuba (del latín succuba = amante), era un demonio de aspecto femenino, con ojos de serpiente, que seducía a los hombres (especialmente a los monjes) para que mantuvieran relaciones sexuales, por lo que los sujetos que caían en sus redes quedaban totalmente sometidos a la voluntad del súcubo.

Según la tradición demonológica, los súcubos se aparecían a los hombres en forma de mujeres jóvenes de enorme belleza, capaces de artes seductoras y eróticas, sin parangón, derivadas de su naturaleza diabólica.

Lilith (1892), por John Collier
Lilith (1892), por John Collier

Según la leyenda, los súcubos absorbían la energía de su víctima para alimentarse, lo que a menudo provocaba la muerte del poseído.

chauvinista¿Qué significa chauvinista?

En otras versiones del mito, llevaron al hombre a pecar con sus tentaciones. Esta superstición era también una explicación medieval para las eyaculaciones nocturnas incontroladas.

Los Demonios nocturnos Sexuales en la historia

Los íncubos y súcubos, según el folclore, son seres muy antiguos y han sido mencionados en muchas obras literarias y populares.

Uno de los primeros registros de estos seres se encuentra en el libro "De natura rerum" (Sobre la naturaleza de las cosas), escrito por el filósofo romano Tito Lucrecio Caro, poeta y filósofo romano en el siglo I d.C. En esta obra, Lucrecio describe a los íncubos y súcubos como seres que pueden causar locura y muerte.

En la literatura medieval, los íncubos y súcubos se mencionan con frecuencia como seres que seducen a las personas para tener relaciones sexuales. De hecho, se afirmaba que el legendario mago merlín fue engendrado por un íncubo

Se cree que estos seres pueden engendrar hijos con las personas con las que se acuestan, y que estos hijos son generalmente malvados o poseídos por demonios.

Esta creencia probablemente se originó en el hecho de que muchos bebés nacidos de madres solteras eran considerados frutos del pecado y, por lo tanto, demoníacos.

En la Edad Moderna, los íncubos y súcubos siguieron siendo tema de muchas obras literarias y folclóricas.

En el siglo XVIII, el escritor alemán Johann Wolfgang von Goethe escribió un poema titulado "Succubus", en el que describe a un íncubo que seduce a una mujer.

En el siglo XIX, el escritor inglés Nathaniel Hawthorne escribió una novela titulada "The Scarlet Letter", en la que un íncubo es un personaje secundario.

Aunque los íncubos y súcubos son seres sobrenaturales, muchas personas creen que estos seres son reales.

Esta creencia probablemente se originó en los muchos casos documentados de personas que afirman haber sido atacadas o seducidas por estos seres. Sin embargo, no hay pruebas concluyentes de que los demonios de la noche, los íncubos y súcubos, existan realmente.


Libro: Demonios del sexo. Íncubos y súcubos: Demonología y sexualidad de Virginia Mancebo

libro Íncubos y súcubos

El libro "Demonios del sexo. Íncubos y súcubos: Demonología y sexualidad" de Virginia Mancebo, es un texto profundamente enfocado en los aspectos espirituales y religiosos de la sexualidad, particularmente en lo que respecta a la demonología.

Explora el tema de los íncubos y súcubos, espíritus asociados con la lujuria y la seducción, y cómo estos pueden influir en la sexualidad humana. Mancebo aborda la contaminación espiritual a través del sexo y las ataduras que pueden surgir al practicar la sexualidad fuera de los parámetros bíblicos.

Este libro no solo ofrece información e investigación sobre estos temas, sino que también incluye oraciones para el combate espiritual contra estas entidades.

Es una lectura recomendada para aquellos interesados en la intersección entre la fe cristiana y la sexualidad, y para quienes buscan entender los peligros espirituales asociados con las relaciones sexuales ilícitas. Ver Reseñas.


Uno de los demonios del sexo más famosos: Lilit

Una de las demonias del sexo más famosas es Lilit, también conocida como Lillith (primera mujer de Adán en la tradición judaica), una figura legendaria que aparece en una serie de tradiciones religiosas y culturales.

Según la mitología mesopotámica, Lilit es considerada una criatura demoníaca o un espíritu maligno que enamora a sus víctimas y tiene la capacidad de seducir a los hombres, a menudo introduciéndose en sus sueños para tentarlos hacia actos malvados. 

En algunas versiones de su historia, se le atribuyen características sobrenaturales, como colmillos y pelo largo, que le permiten drenar la energía vital de sus víctimas, lo que podría relacionarse con la idea de terrores nocturnos. 

Las leyendas medievales la retratan como una figura siniestra asociada con el pecado y la muerte, alimentando así la creencia en su capacidad para influir en los seres humanos y corromper sus almas.

En diversas culturas, Lilit se ha convertido en un símbolo de la tentación y la seducción, arraigando su misteriosa presencia en el folclore y la psicología del inconsciente colectivo.

hqdefault

A lo largo de la historia, Lilit ha sido retratada de muchas maneras, pero siempre se la ha considerado como una figura monstruosa, peligrosa y seductora.

Otros nombres de Demonias femeninas:

  • Lilin - En la mitología mesopotámica, las Lilin son demonias nocturnas asociadas con la seducción y la tentación.

  • Succubus - En la demonología occidental, las succubus son demonias que seducen a los hombres en sus sueños.

  • Lamia - En la mitología griega, Lamia era una reina que se convirtió en un monstruo devorador de niños.

  • Hécate - En la mitología griega, Hécate es una diosa que a veces se asocia con la magia y la brujería, y en algunas tradiciones, se la considera una figura demoníaca.

  • Naamah - En la demonología judía, Naamah es una demonia que seduce a los hombres.

  • Pandemonium - En la demonología, Pandemonium es un término que se refiere al lugar donde residen los demonios, y a veces se personifica como una entidad femenina.

  • Empusa - En la mitología griega, Empusa es una demonia que se alimenta de la sangre de los jóvenes.

  • Abyzou - En la mitología judía y cristiana, Abyzou es una demonia asociada con la infertilidad y la muerte de niños.

Su relación con parálisis del sueño

En algunas culturas y creencias populares, se ha asociado la parálisis del sueño y las poluciones nocturnas con la presencia de los súcubos y los íncubos. 

Se cree que estos seres, que son descritos como demonios sexuales que seducen a las personas en sus sueños, son responsables de la parálisis del sueño.

Durante un episodio de parálisis del sueño, las personas pueden sentir una presión sobre el pecho o la sensación de que alguien está encima de ellas, lo que se interpreta como la influencia de estos seres en el estado de vigilia.

La parálisis del sueño es un trastorno del sueño en el que una persona se encuentra momentáneamente incapaz de moverse o hablar mientras está despierta, generalmente durante la transición entre el sueño y la vigilia.

Esta experiencia puede ir acompañada de alucinaciones y la sensación de presencia maligna en la habitación.

Su explicación científica radica en la interrupción temporal de la actividad motora voluntaria durante la fase rem del sueño, lo que evita que el cuerpo se mueva para evitar que actuemos nuestros sueños. 

La parálisis del sueño se produce cuando esta parálisis temporal persiste al despertar, mientras que las alucinaciones pueden ser resultado de la actividad cerebral anómala durante este estado.

Aunque puede ser aterradora, no tiene relación con los íncubos o súcubos, sino que es un fenómeno natural y no dañino.

Si te ha sabido a poco y deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué son los íncubos y súcubos? Los demonios sexuales te recomendamos visitar la categoría Misterios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir