¿Quién era el "Príncipe Negro"?

Eduardo de Woodstock, también conocido como el Príncipe Negro, fue un noble inglés que vivió en el siglo XIV. Era el hijo mayor del rey Eduardo III de Inglaterra y nació en 1330.

Nadie sabe exactamente cuándo se otorgó por primera vez el apodo de "Príncipe Negro" a Eduardo de Woodstock. Para alguno por su escudo negro y su armadura, y para otros por el horror que causó en Aquitania a los franceses.

El Príncipe Negro es más conocido por su papel en la Guerra de los Cien Años entre Inglaterra y Francia. Fue un comandante militar exitoso y ganó varias batallas importantes, incluyendo la Batalla de Poitiers en 1356.

En esa batalla, su pequeño ejército inglés derrotó a un ejército francés mucho más grande, y el rey Juan II de Francia fue capturado y llevado prisionero a Inglaterra.

Murió a los 45 años debido a una enfermedad contraída en su campaña en España, dicen de disentería, antes de poder heredar el trono inglés de su padre.

Lo que sí sabemos es que el nombre es un tributo apropiado a un hombre que era conocido por su valentía, fuerza y habilidad en la batalla.

Eduardo de Woodstock, "El Príncipe Negro", El Príncipe de Gales que Sembró el Terror en Francia.

Eduardo de Woodstock nació en 1330, hijo mayor del rey Eduardo III de Inglaterra y de la reina Felipa de Henao.

Creció hasta convertirse en un hombre alto y apuesto, de pelo negro y ojos oscuros.

Era un excelente jinete y guerrero, y demostró ser un líder valiente y capaz durante la Guerra de los Cien Años contra Francia.

el principe negro

Eduardo se ganó el apodo de "el Príncipe Negro" después de que vistiera una armadura negra mientras conducía a sus tropas a la victoria en la batalla de Poitiers en 1356.

Isabel IIsabel I de Inglaterra: biografía resumida

Tras esta victoria, se convirtió en uno de los comandantes militares más temidos de Europa. Por desgracia, Eduardo murió joven -sólo tenía 45 años-, pero su legado como gran guerrero perdura.

Hoy puedes visitar su tumba en la catedral de Canterbury, en Inglaterra.

Eduardo de Woodstock nació en 1330, hijo del rey Eduardo III y de la reina Philippa de Hainault

Eduardo de Woodstock, más conocido como El Príncipe Negro, nació el 15 de junio de 1330, hijo del rey Eduardo III y de la reina Eduardo de Woodstock nació en 1330, hijo mayor del rey Eduardo III de Inglaterra y de la reina Felipa de Henao. .

Creció en una corte increíblemente privilegiada y recibió una educación maravillosa desde los cinco años. Rápidamente se convirtió en un fuerte caudillo, famoso por su dominio de la estrategia militar.

Durante su carrera real consiguió muchos aliados leales y sirvió con dedicación en la Guerra de los Cien Años, haciendo retroceder a los franceses en Poitiers en 1356.

A pesar de recibir elogios por su valentía, falleció prematuramente en 1376 debido a una infección contraída durante su campaña en el extranjero. A día de hoy, el Príncipe Negro sigue vivo como símbolo de valor y justicia, un símbolo que este país nunca olvidará.

Fue nombrado primer duque de Cornualles en 1337, a la edad de siete años

Eduardo de Woodstock, conocido por el título de príncipe Eduardo desde su nacimiento, fue nombrado duque de Cornualles en el año 1337.

Acababa de celebrar su séptimo cumpleaños ese mismo año, lo que le convertía en uno de los duques más jóvenes de la historia.

Los ducados de Cornualles se han concedido tradicionalmente en momentos significativos para las familias reales y éste no fue una excepción: marcó el lugar del príncipe Eduardo como heredero al trono de Inglaterra y reforzó su reivindicación de los ducados franceses que también poseía a su tierna edad.

Como duque, Eduardo participó en varias campañas militares que establecieron una experiencia formativa para sus éxitos posteriores como rey de Inglaterra.

Ana de Cleves y Enrique VIIIAna de Cleves,  la reina que Enrique VIII rechazó por fea

De joven, se distinguió como líder militar valiente y capaz durante la Guerra de los Cien Años

Con sólo 16 años, se hizo un nombre durante la Guerra de los Cien Años como líder militar valiente y competente.

Era capaz de dirigir a las tropas con destreza e intrepidez, lo que le valió numerosos elogios de sus compañeros generales en los siglos venideros.

Su impacto en la Guerra de los Cien Años sigue siendo recordado hoy en día por quienes estudian la historia militar, lo que nos permite admirar sus heroicas hazañas a lo largo de esta gran batalla.

Tras la muerte de su padre, Eduardo se convirtió en heredero al trono, pero murió antes que su padre, en 1376

Eduardo el Príncipe Negro, hijo del rey Eduardo III, había vivido una vida distinguida y valiente, en la que su mayor victoria se produjo en 1356 durante la batalla de Poitiers.

Era querido por su pueblo y se había ganado muchos elogios por sus hazañas tanto dentro como fuera del campo de batalla.

Sin embargo, la reputación de Eduardo no le salvó de una de las mayores tragedias de la vida: su propia muerte a los 45 años, en 1376, ante su propio padre, lo que le convirtió en el único príncipe inglés que moría heredero al trono en más de 600 años.

Eduardo fue enterrado con todos los honores propios de su condición en la catedral de Canterbury.  

Si te ha sabido a poco y deseas leer más artículos parecidos a ¿Quién era el "Príncipe Negro"? te recomendamos visitar la categoría Biografías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir