Isabel I de Inglaterra: biografía resumida

Isabel I de Inglaterra es sin duda una de las reinas más destacadas de la historia. Conocida también como la Reina Virgen, su reinado de más de cuatro décadas marcó un antes y un después en la historia de Inglaterra.

Durante su gobierno, Inglaterra experimentó una gran estabilidad política, social y económica, lo que la convirtió en una de las naciones más prósperas y poderosas de Europa. Pero, ¿cómo logró Isabel I pacificar Inglaterra? ¿Cuál fue su pensamiento político? En este artículo, profundizaremos en la biografía y obra de Isabel I de Inglaterra, una figura clave en la historia de la monarquía inglesa.

hq2

Isabel I de Inglaterra: biografía

Isabel I nació el 7 de septiembre de 1533 en Greenwich, Londres. Era la hija de Enrique VIII y Ana Bolena, y su nacimiento supuso un gran acontecimiento para la monarquía inglesa, ya que se esperaba que fuera un varón.

Isabel I de Inglaterra: biografía

Sin embargo, su llegada al mundo no estuvo exenta de controversia, puesto que su padre decidió divorciarse de Ana Bolena y condenarla a muerte poco después de su nacimiento. A pesar de todo, Isabel I fue criada con mucho cariño por su madre de acogida, Catherine Parr, y recibió una educación excepcional para la época.

Durante su juventud, Isabel I vivió momentos difíciles. Su hermanastra, María Tudor, llegó al trono tras la muerte de su padre y se dedicó a perseguir a los protestantes y a restablecer el catolicismo en Inglaterra. Isabel I era protestante, lo que la colocó en una posición delicada y tuvo que vivir oculta durante varios años. No fue hasta 1558, tras la muerte de María Tudor, que Isabel I llegó al trono y comenzó su reinado.

Pensamiento político de Isabel I de Inglaterra

Isabel I de Inglaterra era una mujer inteligente y culta, con un gran interés por la política y la cultura. Durante su gobierno, puso en marcha una serie de medidas que contribuyeron a pacificar Inglaterra y a convertirla en una nación más próspera y poderosa. Entre las principales características de su pensamiento político, destacan las siguientes:

  1. El equilibrio entre las facciones: Isabel I sabía que en la corte había diferentes facciones con intereses contrapuestos. Para evitar el enfrentamiento y el caos, trató de mantener el equilibrio entre ellas y de no inclinarse abiertamente por ninguna.
  2. La fortaleza frente a las amenazas externas: Durante su reinado, Isabel I tuvo que enfrentarse a diversas amenazas externas, como la Armada Invencible española o la conspiración de Babington, un plan para asesinarla y poner en su lugar a María Estuardo, reina de Escocia. En todos estos casos, Isabel I demostró una gran fortaleza y habilidad política para defender su reinado y mantener la estabilidad del país.
  3. El fomento del comercio y las expediciones: Isabel I apoyó el desarrollo del comercio y la exploración, lo que permitió a Inglaterra expandir sus horizontes y convertirse en una potencia colonial. Durante su gobierno, se fundó la Compañía de las Indias Orientales y se realizaron relevantes expediciones a América del Norte y del Sur.

Pero ¿cómo se tradujo en la práctica el pensamiento político de Isabel I de Inglaterra? A continuación, veremos algunos de los hitos más importantes de su reinado:

  • La creación de la Iglesia Anglicana: Isabel I fue la responsable de la creación de la Iglesia Anglicana, una iglesia nacional que establecía una liturgia y una doctrina propia y se desligaba del papado. Con esto, se aseguraba el control del Estado sobre la Iglesia y se eliminaba la influencia de Roma en la política y la religión inglesas.
  • La derrota de la Armada Invencible: En 1588, España envió una flota de barcos para invadir Inglaterra y restaurar el catolicismo en el país. Pero Isabel I logró vencer a la Armada Invencible gracias a su habilidad política y a la superioridad de la flota inglesa.
  • La consolidación de la monarquía absoluta: Durante su gobierno, Isabel I logró consolidar la monarquía absoluta, es decir, un sistema en el que el rey o la reina tienen todo el poder y no están sujetos a la voluntad de los nobles o el parlamento. Gracias a su habilidad política y a la estabilidad del país, logró que los ingleses aceptaran esta forma de gobierno.

Isabel I de Inglaterra y la guerra contra España de Felipe II

Felipe II

Para entender la guerra contra España, es importante conocer el contexto histórico. Durante el siglo XVI, España era una de las principales potencias europeas.

El país contaba con un vasto imperio que se extendía por todo el mundo y tenía una gran influencia en la política europea. Inglaterra, por otro lado, estaba emergiendo como una potencia económica y marítima.

La rivalidad entre Inglaterra y España comenzó a intensificarse a medida que Inglaterra expandía su comercio marítimo y se involucraba en la exploración de nuevos territorios.

Ana de Cleves y Enrique VIIIAna de Cleves,  la reina que Enrique VIII rechazó por fea

En 1588, España decidió lanzar una invasión a Inglaterra, enviando una gran flota de barcos conocida como la Armada Invencible.

Felipe II reunió una flota de ciento cuarenta barcos, armados con 2.500 cañones y transportando veinte mil soldados. La flota zarpó del puerto de Lisboa y se dirigió a los Países Bajos, donde se embarcaron más hombres.

La Armada Invencible tenía como objetivo invadir Inglaterra, destruir la flota inglesa y apoyar una rebelión católica en el país. Sin embargo, Isabel I de Inglaterra logró derrotar a la Armada Invencible en una batalla naval épica.

Terribles tempestades azotaron a los pesados ​​galeones españoles que, nada más entrar en el Canal de la Mancha, fueron atacados por los veloces navíos ingleses dotados de una artillería más eficaz.

La flota de Felipe II se vio obligada a retirarse, pero solo la mitad de la fuerza expedicionaria logró regresar a España. Inglaterra estaba a salvo y el reinado de Isabel I podía continuar sin oposición.  

La guerra contra España tuvo importantes consecuencias políticas y económicas.

En primer lugar, la victoria de Inglaterra en la guerra reforzó la posición del país como una potencia naval y económica. Además, la guerra ayudó a establecer la independencia religiosa de Inglaterra, ya que Isabel I de Inglaterra se convirtió en un símbolo del protestantismo europeo.

¿Por qué le decían a Isabel I de Inglaterra la Reina Virgen?

A Isabel I de Inglaterra se le conocía como “la Reina Virgen” debido a que nunca se casó ni tuvo hijos durante su reinado. Aunque tuvo varios pretendientes y propuestas de matrimonio, siempre los rechazó en favor de mantener su independencia y poder como monarca.

La decisión de Isabel I de Inglaterra de no casarse y tener hijos también fue influenciada por su deseo de evitar conflictos dinásticos que pudieran poner en peligro la estabilidad del reino. El hecho de que Isabel I de Inglaterra se mantuviera soltera y sin descendencia, también ha generado especulaciones e historias sobre su vida personal y su orientación sexual.

historias motivadoras de personas con exito13 Historias Motivadoras de Personas de Éxito

¿Murió envenenada?

Existe una teoría que sugiere que Isabel I de Inglaterra murió envenenada por cerusa veneciana, aunque no hay pruebas concluyentes que respalden esta hipótesis.

La cerusa veneciana era un cosmético tóxico popular en la época de Isabel I de Inglaterra. Se trataba de un polvo blanco hecho a base de plomo y vinagre, que se usaba para blanquear la piel y cubrir las imperfecciones faciales.

Sin embargo, la cerusa veneciana era altamente tóxica y podía provocar daños en la salud, incluyendo la muerte.

A pesar de que se ha especulado sobre la posibilidad de que Isabel I de Inglaterra haya sido envenenada con cerusa veneciana, no hay evidencia definitiva que respalde esta teoría.

A pesar de esto, la cerusa veneciana se convirtió en un símbolo de la belleza y la moda de la época, y su uso continuó siendo popular durante varios siglos.

¿Quién reinó después de Isabel I de Inglaterra?

Isabel I de Inglaterra fue la última monarca de la dinastía Tudor. La dinastía Tudor gobernó Inglaterra desde 1485 hasta 1603, y durante este período se produjeron importantes cambios políticos, religiosos y culturales en el país.

Los monarcas Tudor más destacados incluyen a Enrique VIII, quien rompió con la Iglesia Católica y estableció la Iglesia de Inglaterra, y a Isabel I de Inglaterra, quien logró derrotar a la Armada Invencible española y transformar a Inglaterra en una de las principales potencias mundiales.

Después de la muerte de Isabel I de Inglaterra en 1603, la dinastía Tudor llegó a su fin y fue sucedida por la dinastía Estuardo. El rey Jacobo I, quien pertenecía a la dinastía Estuardo, se convirtió en el nuevo monarca de Inglaterra, y su reinado fue marcado por conflictos políticos y religiosos, incluyendo la Guerra Civil Inglesa.

Jacobo I de Inglaterra, también conocido como Jacobo VI de Escocia, fue el rey de Inglaterra, Escocia e Irlanda desde 1603 hasta su muerte en 1625.

Jacobo I de Inglaterra fue conocido por su enfoque político conservador y su defensa del derecho divino de los reyes. Durante su reinado, Jacobo I de Inglaterra se enfrentó a varios conflictos políticos y religiosos, incluyendo las tensiones entre católicos y protestantes en Inglaterra, Escocia e Irlanda.

van-goghBiografía de Vincent van Gogh: el pintor atormentado

A pesar de los desafíos políticos y religiosos que enfrentó, Jacobo I de Inglaterra también fue un defensor de la cultura y el arte, y su reinado se caracterizó por el florecimiento de la literatura y la poesía. Jacobo I de Inglaterra también es conocido por su traducción de la Biblia al inglés, conocida como la "Biblia del Rey Jacobo".

Si te ha sabido a poco y deseas leer más artículos parecidos a Isabel I de Inglaterra: biografía resumida te recomendamos visitar la categoría Biografías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir