9 cosas que (quizás) no sabes de Napoleón Bonaparte

Napoleón Bonaparte: No era tan bajo como crees que era, no tenía la fobia a los gatos y, aunque amaba el arte, no fue él quien trajo la Mona Lisa a Francia. Y también gracias a él, si podemos tener alimentos enlatados, código civil y los jeroglíficos transcritos. Sin embargo hay un misterio sobre su… pene.

A menudo me he preguntado por qué Napoleón Bonaparte se había retratado a menudo con la mano bajo el chaleco, exactamente a la altura del estómago, así que hice una pequeña investigación sobre esto.

Hace algún tiempo, en alguna parte, había leído que la motivación residía en los desórdenes gástricos que afligieron al emperador de los franceses durante gran parte de su vida y que, según algunos, lo llevaron a la muerte prematuramente, en cambio, sería un hecho mucho más banal: una simple pose.

Y como esto, tantos y tanto rumores…

9 cosas que (quizás) no sabes de Napoleón Bonaparte

1.-¿Era un tipo bajo? ¿Bajo Napoleón?

Sí, pero no “tan bajo”: los historiadores coinciden en que era de unos 1,68 cm de altura, 3 cm más alto que la media francesa de su época (y 3 cm más alto que el anterior presidente francés Nicolas Sarkozy). El “formato mignon” de Napoleón sería una maldad de los ingleses para menospreciar su fama en los campos de batalla.

napoleon bonaparte

2.-¿Robó la Mona Lisa?

Ni siquiera es verdad que robó la Mona Lisa de Leonardo: según los historiadores, la pintura estaba en Francia desde 1517, donde había sido llevado por el pintor. Más tarde, el cuadro fue probablemente comprado por el rey Francisco I: Napoleón, gran amante del arte en 1800, se limitó a colgarlo en las habitaciones de su esposa Josefina y luego la Mona Lisa pasó a formar parte de la colección permanente del Louvre (que en aquella época se llamaba Museo Napoleón). El búfalo del robo napoleónico nace tal vez del hecho de que los soldados napoleónicos robaron algunas obras de arte durante el país italiano. Pero no la Mona Lisa.

3.-¿Por qué lo vemos a menudo retratado con una mano en el uniforme?

¿Qué era un tic? ¿Una señal del fuerte dolor de estómago que sufrió? No, simplemente una costumbre extendida entre los que se prestaban a ser retratados entre los siglos XVIII y XIX.

4.-¿Cuál era tu apodo?

Si hubiera vivido en la era de Twitter, tal vez habría elegido como apodo Nabulio: el apodo con el que sus padres lo llamaban de niño.

5.-Innovador.

Fue durante el período napoleónico cuando empezamos a experimentar con los alimentos enlatados: gracias al pastelero Nicolas François Appert, que ideó un método de cocción de los alimentos en tarros de vidrio herméticamente cerrados. Appert recibió 12.000 francos por su invento.

6.-Amante de la Ciencia

Extraño pero verdadero … la mayor conquista de la expedición a Egipto no es militar ni política, sino científica: el descubrimiento por un oficial francés de la Rosetta Stele, una tabla de granito donde junto a los jeroglíficos está el texto traducido al griego. Un descubrimiento de excepcional importancia: ayudó a los lingüistas a comprender finalmente los jeroglíficos, allanando el camino para el estudio del antiguo Egipto.

7.-Legislador.

En la red circula la leyenda de que en Francia todavía está prohibido ponerle a un cerdo el nombre Napoleón: en realidad no se menciona en ningún artículo del código napoleónico, el innovador código civil francés, que también se inspiró en el nuestro, promulgado en 1804 por Napoleón. ¿Es otro rumor?

8.-Atrevido temerario (y supersticioso).

Y no es cierto que tuviera fobia a los gatos. La historiadora Katharine MacDonogh lo ha señalado en el libro “Historia de perros y gatos en breve plazo desde el Renacimiento”, después de haberlo leído en muchos lugares: no hay evidencia histórica de que Napoleón sufriera de ailurophobia.

Pero fue supersticioso y como muchos europeos de la época, los gatos negros se mantuvieron alejados.

9.-El misterio… del pene.

John K. Lattimer, urólogo de la Universidad de Columbia, en 1972, dijo que había comprado el pene de Napoleón por $4,000. El tamaño del pene de Bonaparte -explicó, sin dar detalles- era de 4,5 centímetros en estado de reposo, que se convirtió en 6,1 centímetros en erección “. Como el urólogo lo ha comprendido, sigue siendo un misterio. ¿Tu diagnóstico? El emperador habría sufrido de un problema endocrinológico que limitaba el crecimiento de los órganos genitales de Napoleón.

El primero en poseer la reliquia habría sido el abad Vignali, su capellán en Sant’ Elena. También se ha escrito un ensayo sobre la historia en el Journal of Sex Research: The posthumous and itinerant wandering of Napoleon’s penis. Jean Tulard, experto en historia napoleónica, siempre se ha mostrado escéptico sobre la eviración postmortem y,  la materia puede ser archivada como una “leyenda metropolitana”.

9 cosas que (quizás) no sabes de Napoleón Bonaparte
5 (100%) 1 voto[s]

Deja un comentario