El Legado del Imperio Chino y su caída

El Imperio Chino es un extenso periodo de la historia de China que se extiende desde el año 221 a.C hasta 1912 d.C y que se caracterizaba por estar bajo el gobierno y la autoridad de un Emperador.

El Imperio Chino fue uno de los más grandes y duraderos imperios en el mundo. Se extendía por Asia Oriental y su capital era Pekín, aunque también fueron capitales del imerpio Nankín, Luoyang, Chang’an, Kaifeng y Hangzhou.

A continuación te contamos más sobre este gran Imperio, sus caracteríticas principales y las etapas por las que pasó.

imerio chino y sus murallas
Índice
  1. ¿Dónde y cuándo surge el Imperio chino?
  2. Etapas
    1. Imperio temprano (221 a.C.-589 d.C.)
    2. Imperio medio (589-1279 d.C.)
    3. Imperio tardío (960-1912 d.C.)
  3. Dinastías Chinas Más Importantes
  4. Características del Imperio chino
  5. Religión del Imperio Chino
  6. Organización política y social del Imperio chino
  7. ¿Cómo se acabó el Imperio chino?
  8. Resumen

¿Dónde y cuándo surge el Imperio chino?

El Imperio chino se formó en 221 a. C., después de que el primer emperador chino, Qin Shi Huangdi, unificara las diferentes regiones independientes y estados bajo su mando, poniendo fina a cinco siglos de guerras feudales.

A partir de entonces, el Imperio Chino existió durante más de 2.000 años, hasta 1912, cuando fue derrocado por los republicanos durante la Revolución Xinhai.

En sus inicios, el Imperio Chino se extendía desde Vietnam y Laos hasta Mongolia y Siberia; y desde Corea del Sur hasta Kyrgyzstan y Tajikistán. Con el paso de los siglos, el Imperio Chino se fue ampliando y añadiendo nuevas tierras a su territorio, como Taiwan, Hong Kong, Macao y Singapur.

Etapas

A lo largo de su historia, el Imperio Chino estuvo dividido en varias etapas:

Imperio temprano (221 a.C.-589 d.C.)

El Imperio Chino se formó en 221 a.C., cuando Qin Shi Huangdi unificó las diferentes regiones y estados de China. Hasta entonces, China estaba dividida en varios reinos independientes que luchaban entre sí por el control del territorio.

Qin Shi Huangdi fue el primer emperador chino y fundador del Imperio Chino.

Durante su reinado, se concentró en unificar el país bajo un gobierno centralizado y absoluto. También ordenó la construcción de grandes obras públicas, como el Gran Canal y las murallas de China.

Después de la muerte de Shi Huangdi, el Imperio Chino se dividió en tres reinos: Wei del Norte, Shu del Sur y Wu del Este. Esta división duró unos cincuenta años, hasta que Wei unificó nuevamente al Imperio Chino en 280 d.C.

Durante la dinastía Wei, el Imperio Chino experimentó un gran crecimiento económico y cultural. Se construyeron carreteras, grandes obras de ingeniería, como el Gran Canal; se establecieron nuevas rutas comerciales; y se importaron nuevas ideas religiosas y filosóficas, como el budismo.

Sin embargo, a mediados de la dinastía Wei, el Imperio Chino se vio amenazado por los invasores hunos de Mongolia. En 420 d.C., los hunos lograron derrocar a la dinastía Wei y establecer su propio Imperio Chino.

Imperio medio (589-1279 d.C.)

La dinastía Sui (581-618 d.C.) logró expulsar a los hunos de China y unificar nuevamente el Imperio Chino.

Durante la dinastía Tang (618-907 d.C.), el Imperio Chino experimentó un gran desarrollo económico, cultural y artístico.

Se construyeron grandes ciudades; se establecieron nuevas rutas comerciales; y grandes avances tecnológicos.

Sin embargo, a mediados de la dinastía Tang, el Imperio Chino se vio amenazado por los invasores turcos de Mongolia, sucesores de Gengis Khan.

La dinastía Song (960-1279 d.C.) logró expulsar a los turcos de China y unificar nuevamente el Imperio Chino.

Durante la dinastía Song, el Imperio Chino experimentó un gran desarrollo económico y tecnológico. Se inventaron nuevas máquinas, como la brújula y el papel; se establecieron nuevas rutas comerciales; y se importaron nuevas ideas religiosas y filosóficas, como el budismo.

Sin embargo, a mediados de la dinastía Song, el Imperio Chino se vio amenazado por los invasores mongoles de Mongolia. En 1279 d.C., los mongoles lograron derrocar a la dinastía Song y establecer su propio Imperio Chino.

Imperio tardío (960-1912 d.C.)

La dinastía Yuan (1279-1368 d.C.), fundada por los mongoles, logró unificar nuevamente el Imperio Chino. Durante la dinastía Ming (1368-1644 d.C.), el Imperio Chino alcanzó un nivel de desarrollo económico y cultural sin precedentes.

Sin embargo, la dinastía Qing (1644-1912 d.C.), fundada por los manchúes, estuvo marcada por el declive del Imperio Chino.

A finales del siglo XIX, el Imperio Chino se vio sacudido por la Revolución del 4 de mayo y la Guerra del Opio, lo que condujo a su derrocamiento. En 1912, el Imperio Chino fue sustituido por una república.

ciudad prohibida china
La Ciudad Prohibida fue la residencia oficial de los emperadores de China y su corte, desde la desde la dinastía Ming hasta el final de la dinastía Qing.

Dinastías Chinas Más Importantes

La historia de China está marcada por varias dinastías que se han sucedido a lo largo de los siglos.

Cada una de ellas ha dejado su huella en la historia del país y ha contribuido de alguna forma a lo que China es hoy en día.

AñoEraDinastíaCapitalObservaciones
2100-1600 a. C. China antiguaXia Luoyang
Dengfeng
Zhengzhou
La primera dinastía en la historiografía tradicional china
1600-1046 a. C.ShangAnyangPrimera dinastía en tener registros históricos restantes
1046-221 a. C.ZhouXi'an
Luoyang
Surgió el confucianismo
221-206 a. C.China imperialQinXianPrimero en unir a China como un país bajo un emperador
206 aC - 220 dChanXi'an
Luoyang
El mismo período que el Imperio Romano.
220–581Wei, Jin, Dinastías del Norte y del SurLuoyang
Chengdu
Nanjing
Cambios de régimen frecuentes
581–618SuiXi'an
Luoyang
Se estableció un sistema para seleccionar talentos por examen.
618–907TangXi'an
Luoyang
Tenía la única mujer emperador.
960-1279SongKaifeng
Hangzhou
Se inventaron la imprenta, la brújula y la pólvora.
1271-1368YuanBeijingEl primer régimen extranjero en unir a China
1368-1644MingNanjing
Pekín
La mayor parte de la Gran Muralla actual fue construida o reparada durante la dinastía Ming.
1644-1912QingBeijingLa última dinastía de China

A continuación se detallan las cinco más importantes, enumeradas en orden cronológico.

1) Dinastía Xia (c. 2101 – c. 1600 a.C.)

La Dinastía Xia fue la primera en la tradición china y gobernó durante unos 500 años. Se desconoce mucho de esta época, y la mayoría de lo que se sabe proviene de fuentes orales y legendarias.

Se cree que el fundador de la dinastía fue un héroe llamado Yu, quien ayudó a su pueblo a recuperarse de las invasiones.

2) Dinastía Shang (c. 1600 – c. 1046 a.C.)

La Dinastía Shang fue la segunda en gobernar China y lo hizo durante unos 500 años. Esta dinastía es más conocida que la Xia gracias a los hallazgos arqueológicos, que han permitido obtener un mejor visión sobre su cultura y religión.

Los shang adoraban a los dioses del cielo y de la tierra, y creían que el alma de los difuntos podía comunicarse con ellos a través de oráculos.

3) Dinastía Zhou (c. 1046 – 256 a.C.)

La Dinastía Zhou fue la tercera en gobernar China y lo hizo durante unos 800 años. Esta época está dividida en dos periodos: el Primer Periodo Zhou (c. 1046 – 771 a.C.), que fue un período de paz y prosperidad, y el Segundo Periodo Zhou (c. 770 – 256 a.C.), que fue un período de caos e instabilidad debido a la invasión de los estados vecinos.

4) Dinastía Qin (221 – 206 a.C.)

La Dinastía Qin fue la cuarta en gobernar China y lo hizo durante unos 15 años. Esta dinastía es conocida principalmente por el Tercer Emperador Qin, quien fundó la ciudad de Xi'an y construyó la Gran Muralla China. Qin también estableció el primer sistema de escritura unificado para todo el país, y es por ello que a veces se le considera el fundador de China como tal.

5) Dinastía Han (206 a.C. – 220 d.C.)

La Dinastía Han fue la última en gobernar China antes de la era imperial. Esta dinastía está dividida en dos periodos: el Primer Periodo Han (206 a.C. – 9 d.C.), que fue un período de paz y prosperidad, y el Segundo Periodo Han (25 – 220 d.C.), que fue un período de caos e instabilidad debido a la invasión de los estados vecinos. La Dinastía Han es conocida por ser la primera en introducir el budismo en China.

Características del Imperio chino

El Imperio chino fue una monarquía feudal que existió desde el siglo III a. C. hasta 1912 d. C., cuando fue derrocada por una revolución democrática.

Durante la mayor parte de su historia, el Imperio chino estuvo dividido en varios reinos independientes, que a menudo se enfrentaban entre sí en guerras civiles. Sin embargo, el país logró unificarse bajo el liderazgo de algunos emperadores legendarios, como Qin Shi Huang y Han Wudi.

Con carácter general puede destacarse:

1) Un gran territorio

El Imperio Chino era uno de los imperios más grandes del mundo. Se extendía desde el oeste de Asia hasta el este de Europa. Tenía una población estimada de 100 millones de habitantes, lo que representaba el 20% de la población mundial.

2) Una gran diversidad étnica

El Imperio Chino estaba formado por una gran diversidad étnica. La mayoría de los chinos pertenecían a la etnia han, que representaba el 90% de la población. Sin embargo, también había otras etnias, como los manchúes, los mongoles y los tibetanos.

3) Una gran diversidad cultural

El Imperio Chino era un imperio multicultural. Debido a su gran tamaño y a la gran diversidad étnica, el Imperio Chino abarcaba una gran diversidad de culturas. La cultura china era la principal, pero también había otras culturas, como la mongola, la manchúa y la tibetana.

4) Un gran desarrollo económico

El Imperio Chino era un imperio muy rico y próspero. Durante la dinastía Ming, el Imperio Chino alcanzó un nivel de desarrollo económico y cultural sin precedentes.

La agricultura, la industria y el comercio florecieron. Los chinos inventaron muchos productos, como la imprenta, el papel y la brújula.

5) Un gran desarrollo político

El Imperio Chino era un imperio muy desarrollado políticamente. Tenía una amplia y sofisticada estructura política.

Los chinos inventaron muchas instituciones políticas, como el examen imperial para ser funcionario, la censura y el sistema de meritocracia.

6) Un gran desarrollo científico y tecnológico

El Imperio Chino era un imperio muy desarrollado científicamente y tecnológicamente. Los chinos inventaron muchos productos, como la imprenta, el papel y la brújula.

También desarrollaron un gran nivel de astronomía, matemáticas y medicina.

Los chinos eran muy buenos artesanos. Hacían porcelana, seda, alfombras y tapices. La porcelana china es muy popular en todo el mundo.

el ejército de terracota de Qin Shihuang Di, el primer emperador de China
El ejército de terracota de Qin Shihuang Di, el primer emperador de China

Religión del Imperio Chino

La religión del Imperio Chino era el confucianismo, adoptado como religión oficial en el siglo II a. C.

El confucianismo enseña a las personas a ser honestas, amables y respetuosas. También les enseña a ser buenos ciudadanos y a trabajar duro. Los chinos creían que si seguían estas enseñanzas, tendrían una vida mejor en el mundo después de la muerte.

El Imperio Chino también tenía otras religiones, como el budismo desde el siglo I d. C y el taoísmo (fundado por Lao-Tsé). El budismo enseña a las personas a ser tolerantes y compasivos. El taoísmo enseña a las personas a vivir en armonía con la naturaleza.

Organización política y social del Imperio chino

El sistema político del Imperio chino se basaba en el principio de monarquía absoluta, según el cual el emperador era el líder absoluto y todos los demás funcionarios debían rendirle cuentas.

Los funcionarios eran elegidos a través de un sistema de exámenes, lo que aseguraba que sólo los varones más inteligentes y talentosos pudieran servir al estado.

El Imperio chino también se caracterizó por su gran burocracia, que era responsable de llevar a cabo las órdenes del emperador y administrar el país.

La sociedad del Imperio chino estaba dividida en cuatro grupos principales: el gobierno, la aristocracia, el ejército y el pueblo.

El gobierno era el grupo más poderoso, ya que tenía el control total sobre el país. La aristocracia estaba formada por las familias ricas y poderosas, mientras que el ejército protegía al país de los enemigos externos.

El pueblo era el grupo más numeroso, pero también el menos poderoso. La mayoría de la gente trabajaba como agricultores o artesanos, y vivían en condiciones de extrema pobreza.

Aunque el Imperio chino fue derrocado hace más de un siglo, su impacto en la historia y la cultura de China sigue siendo evidente hasta el día de hoy.

¿Cómo se acabó el Imperio chino?

El Imperio chino fue derrocado por una revolución democrática, dando lugar a que el 12 de Febrero de 1912 abdicara Puyi, el último emperador de China.

La caída del Imperio se debió a varios factores, incluyendo la corrupción de la élite política, el malestar social causado por la pobreza y el descontento generalizado hacia el sistema político y social.

En los últimos años del Imperio, el país se vio sacudido por varias crisis, incluyendo guerras civiles y rebeliones regionales. Esto debilitó al gobierno y dio lugar a un clima de caos e incertidumbre.

En 1911, un grupo de militares liderados por el general Yuan Shikai derrocó al emperador y proclamó la República de China. Esto marcó el final del Imperio chino y el inicio de una nueva era en la historia de China.

Las disputas comerciales con Gran Bretaña dio lugar a la Guerra del Opio, que culminó con la derrota de China.

Aunque esta guerra terminó en 1842, las políticas occidentales hacia China continuaron siendo hostiles y agresivas.

Esto llevó a la Rebelión Taiping entre los años de 1850 y 1864, un levantamiento popular que intentó derrocar al gobierno Qing y establecer un nuevo orden social y religioso. La rebelión fracasó, pero debilitó el poder del gobierno Qing.

En 1911, el emperador Puyi fue depuesto durante la Revolución Xinhai o  la Primera Revolución China o la Revolución China de 1911, que puso fin al Imperio chino y estableció la República de China.

Aunque la dinastía Qing había terminado, el nuevo gobierno republicano era inestable y pronto se vio envuelto en una guerra civil.

La Guerra Civil Chino-Japonesa (1937-1945) también debilitó al país. Después de la Segunda Guerra Mundial, China fue ocupada por las fuerzas japonesas hasta su rendición en 1945.

La Guerra Civil China estalló poco después, con los comunistas liderados por Mao Zedong enfrentándose a los nacionalistas liderados por Chiang Kai-shek.

Los comunistas triunfaron en 1949, estableciendo la República Popular China (RPC) en el continente. El gobierno nacionalista se retiró a Taiwan, donde estableció la República de China (ROC).

Resumen

El Imperio chino fue uno de los mayores imperios de la historia. A lo largo de su existencia, el Imperio chino abarcó gran parte de Asia y tuvo un profundo impacto en la economía, la religión, la filosofía y la cultura de la región. El Imperio chino también tuvo una larga y rica historia, que se remonta a más de 4000 años.

El Imperio chino finalmente llegó a su fin en 1911, después de más de 2000 años de existencia.

La caída del Imperio fue causada por una serie de factores, incluyendo las disputas comerciales con Occidente, la rebelión Taiping, la Guerra Civil China y la ocupación japonesa.

Aunque el Imperio chino ya no existe como tal, su legado todavía se puede ver en China y en otros lugares de Asia.

Fuentes:

  • El Imperio chino / Herbert Franke y Rolf Trauzettel. México[etc.] : Siglo XXI, 1984
  • Folch, M. D. (2002): La construcción de China: El período formativo de la civilización china, Ed. Península.

Si te ha sabido a poco y deseas leer más artículos parecidos a El Legado del Imperio Chino y su caída te recomendamos visitar la categoría Historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir