¿Qué es el Calendario Gregoriano?

El calendario gregoriano, también conocido como calendario occidental o calendario cristiano, es el calendario civil aceptado internacionalmente como referente.

Fue establecido por el papa Gregorio XIII, a instancias de Giraldi, promulgado por un decreto firmado el 24 de febrero de 1582, una bula conocida por sus palabras iniciales, Inter Gravissimas.

El calendario reformado fue aprobado ese mismo año por un puñado de países, otros lo adoptaron los siglos siguientes.

La motivación de la reforma gregoriana fue que el calendario juliano, utilizado desde que Julio César lo instaurase en el 46 aC, asumía que el tiempo, entre el equinoccio de primavera, es de 365,25 días, cuando actualmente se sabe que es casi 11 minutos más corto..
La reforma gregoriana nace de la necesidad de llevar a la práctica uno de los acuerdos del Concilio de Trento: el de ajustar el calendario para eliminar el desfase producido desde un concilio anterior, el primer Concilio de Nicea, de 325,  en el que se había fijado el momento astral en que debía celebrarse la Pascua y, en relación con ésta, las demás fiestas religiosas móviles. Lo que importaba, pues, era la regularidad del calendario litúrgico, para lo que era menester introducir determinadas correcciones en el civil.

El Calendario Romano

Pero antes de meternos con el nuestro vamos a hablar un momento de su origen, que es el calendario romano.

Inicialmente este calendario estaba formado por 12 meses. Cabe destacar dos cosas, la primera es que el año empezaba en marzo en lugar de en enero y la segunda es que si hacemos la cuenta el año sólo tiene 255 días.

Esto era así para que cada año fueran 12 meses sinódicos, que es el tiempo que pasa hasta que se repite una fase lunar.

El problema es que de esta forma al año le faltan 10 días y pico, así que, para evitar desajustes, cada dos años se hacía algo un poco raro. Al último mes se le quitaban los cinco últimos días que pasaban a formar parte de un nuevo mes que en total tenía 27.

Resumiendo, esto era un lío, así que para arreglarlo, el gobernador romano Julio César encargó una revisión del calendario, la cual actualmente conocemos como calendario juliano.

El Calendario Juliano

El calendario juliano establecía que el año comenzaba en enero y que su duración era de 365 días y 6 horas, así que hubo que sumar días a algunos de los meses y se decidió que cada cuatro años había que sumar otro día más al mes de febrero.

Además el mes quintilis pasó a llamarse iulius en honor de Julio César y posteriormente el mes sixtilis pasó a llamarse augustus en honor al emperador César Augusto.

Bueno, este calendario ya es casi el mismo que usamos actualmente.

Todo esto funcionó muy bien durante muchos años, al menos hasta el año 1582. Ese año el papa Gregorio XIII decidió realizar una nueva reforma para corregir los errores que producía el calendario juliano y cuya acumulación a lo largo de los siglos había desplazado la fecha en la que debería celebrarse la pascua.

¿Qué características tiene el Calendario Gregoriano?

Esta reforma dio lugar al calendario gregoriano que ya sí que es el que usamos actualmente.

calendario gregoriano

Este calendario es esencialmente igual que el anterior pero para saber cuándo febrero tiene un día extra tenemos las siguientes normas:

Febrero tiene 29 días los años que sean múltiplos de 4, con excepción de los que sean además múltiplos de 100 siempre que no lo sean también de 400.

De hecho en el año 2000 pasó algo interesante, febrero tuvo un día más debido a la tercera norma y es por eso que pasó por un año bisiesto normal pero si miramos en un calendario el año 1900 podemos ver que ese año no fue bisiesto.

Con estas nuevas normas se pretendía reducir futuros desfases pero por desgracia ya se había acumulado un error importante así que para arreglar esto literalmente se saltaron diez días, en concreto, ese mismo año pasaron del día 4 de octubre al día 15.

El problema está en que no todos los países adoptaron el nuevo calendario al mismo tiempo y esto ha provocado una curiosa coincidencia.

El día internacional del libro se celebra el día 23 de abril para conmemorar que en esa fecha en el año 1616 murieron Shakespeare y Cervantes pero lo curioso es que, aunque eso es cierto, los dos escritores murieron con 10 días de diferencia.

No te preocupes, no es un acertijo, lo que pasó es que en esa fecha el calendario gregoriano ya había sido implantado en España pero Reino Unido seguían usando el juliano, así que la muerte de cada uno se fechó con un calendario distinto y como la diferencia entre un calendario y el otro es justamente de 10 días, un error se compensa con el otro.

Por último, antes de terminar vamos a hablar un momento de la fecha juliana que, aunque lo parezca, no tiene nada que ver con el calendario juliano.

Esta forma de establecer la fecha se basa en contar días empezando el día 1 de enero del año 4713 antes de cristo a las 12 del mediodía..

papa gregorio XIII

Este sistema permite determinar de forma sencilla el tiempo exacto que ha pasado entre dos eventos muy distantes en el tiempo ya que no tiene problemas de años bisiestos ni nada por el estilo.

Usando esta fórmula puedes transformar una fecha del calendario gregoriano actual a fecha juliana, pero solo es válida entre el año 1901 y el año 2099.

Este calendario es especialmente útil para estudios astronómicos pero si quieres también puedes usarlo para calcular cuántos días has vivido. Lo único que tienes que hacer es calcular la fecha juliana de tu nacimiento, la fecha juliana del día de hoy y restarlas. Fácil, ¿verdad? 

¿Qué es el Calendario Gregoriano?
5 (100%) 1 voto[s]

Deja un comentario